Tarjetas de crédito ¿Amigas o Enemigas?

Compartir este artículo

No deje que las tarjetas se conviertan en sus enemigas, ellas deberían ser un medio para lograr nuestras metas.Judy Blue

Por Javier Angulo Cardinale

¿Tiene usted amigas y enemigas? No hablamos de compañeras del colegio, vecinas o familiares suyas. Nos referimos a las tarjetas de crédito. Estos instrumentos financieros que se han extendido por todo el mundo.

Para algunas personas las deudas se pueden convertir en una pesadilla, es como tratar de desenredar varios nudos al mismo tiempo, mientras se preguntan ¿cómo llegamos hasta aquí?

A través de un estudio  reciente que realiza de forma trimestral el Ministerio de Economía, Industria y Comercio de Costa Rica (MEIC), se publicó que el total de deudas de los costarricenses por concepto de tarjetas de crédito, asciende a más de ¢585.635 millones. Este estudio, se hizo con un total de 29 emisores que registran 403 tipos de plásticos. Las diferencias entre las tasas de interés cobradas en las tarjetas de crédito pueden ser de hasta 11 puntos porcentuales, ya que las tasas oscilan entre un 23% y un 54%.

«Si fuera distribuido de manera equitativa entre la población económicamente activa, representaría una deuda per-cápita de ¢418.000, lo que es prácticamente el doble del salario mínimo», dice un comunicado del Ministerio.

¿Qué son las tarjetas de crédito?

La tarjeta de crédito es un instrumento financiero en forma de tarjeta, de material plástico con una banda electrónica, un microchip y su nombre con un número en relieve. Son emitidas por una entidad financiera que autoriza a la persona a cuyo favor es endosada, a utilizarla como medio de pago en los negocios afiliados al sistema, mediante su firma y la exhibición de la tarjeta. La entidad financiera autoriza una vez el uso de la tarjeta y esto habilita al tarjetabiente a andar con un crédito permanente en su cartera o billetera. En realidad como la palabra lo dice las tarjetas nos permiten asumir créditos de forma revolutiva hasta cierto monto siempre que la persona se mantenga al día con los pagos.

Las tarjetas de crédito ¿amigas o enemigas?

Todo va depender de la motivación y el uso que usted le de a este instrumento financiero.

Frases como:

  • «Caimos presa de las tarjetas de crédito»
  • «Tuve tres tarjetas de crédito»
  • «Mi hermano se hundió por culpa de las tarjetas de crédito»
  • «No puedo refundir mis 3 tarjetas de crédito»
  • «Estando incapacitada tenía varias tarjetas de crédito y no podía pagarlas»
  • «Las tarjetas me están asfixiando»
  • «Al momento debo dos tarjetas»

Son solo algunas de las frases que llegan a nuestras cuentas de correo. Y surge la pregunta: ¿Son las tarjetas de crédito amigas o enemigas?

¿AMIGAS?

  • Cuando solo tenemos una o dos a lo sumo.
  • Cuando las usamos para comprar en gastos presupuestados.
  • Cuando pagamos de «contado» el saldo pendiente.
  • Cuando pagamos en las fechas límite de contado o antes.
  • Cuando revisamos los estados de cuenta.
  • Cuando aprovechamos los descuentos.
  • Cuando aprovechamos las Millas o regalías.

¿ENEMIGAS?

  • Cuando tenemos más de tres sin control.
  • Cuando las usamos para compras innecesarias o peligrosas.
  • Cuando solo pagamos el MÍNIMO.
  • Cuando nos atrasamos en los pagos.
  • Cuando no guardamos los comprobantes para verificar las compras.
  • Cuando las usamos tomando licor (Mezcla peligrosa) o en apuestas.
  • Cuando las usamos en viajes al exterior sin respaldo para pagar después.

Recuerde:

No deje que las tarjetas se conviertan en sus enemigas, ellas deberían ser un medio para lograr nuestras metas.

Revise su estado de cuenta, busque reestructurar la deuda, y tome decisiones para que las tarjetas sean sus amigas y no sus enemigas.

Compartir este artículo