Cómo aprovechar ofertas y descuentos de cierre fiscal

Compartir este artículo

Es bueno para los consumidores hacer compras en esta época porque algunos locales pueden incluso sacar al costo algunos artículos que se han «pegado» o que son de baja rotación.

Por Javier Angulo Cardinale

¿Sabía que septiembre es el mejor mes para realizar sus compras navideñas? Como es tradición en Costa Rica, durante septiembre los negocios bombardean al consumidor con promociones que van desde 2 x 1, hasta descuentos mayores al 50%. Gracias al cierre fiscal este mes los comerciantes hacen importantes rebajas en los precios que usted debe aprovechar. Como dice un refrán popular: «Al que madruga Dios le ayuda».

Por tanto, es una buena oportunidad aprovechar la menor afluencia de clientes, ya que en diciembre es usual ver los comercios y calles llenas de personas frenéticas haciendo comprar de último minuto, por lo que ésta época del año brinda la oportunidad, además de ahorrar, de evitar ese frenesí de compras en la víspera de navidad, lo que además ayuda a evitar las largas filas en las cajas y problemas de parqueo.

Si bien, no va a escuchar en las tiendas la típica música navideña, ni verá las hermosas decoraciones, que ya en algunos comercios se preparan a colgar, el ahorro y las múltiples ventajas de comprar en septiembre le harán valorar esta valiosa ocasión.

Si no puede hacerlo este año valore esta opción, esto le permitirá organizar su presupuesto desde ya e implementar este sistema el año entrante.

Ahora bien, muchos caen en la tentación, debido a que las promociones lucen MUY bien. Cada tienda seduce a su estilo. En algunas tiendas de ropa, por ejemplo, tienen toda la mercadería de la vitrina a mitad de precio. ¿El resultado? Hay quienes ni siquiera aguantan llegar al vestidor para probarse la ropa. En almacenes de electrodomésticos suelen atraer clientes con rebajas distintas cada semana. Los descuentos van desde un 20% hasta un 30%.

Todo parece muy bien. Pero recuerde que es usted quien debe sacarle provecho al mercado y no al contrario. Por eso, si quiere adelantar las compras navideñas, la Defensoría del Consumidor recomienda salir con lista en mano, y apegarse a ella.

¿Qué es el cierre fiscal?

El cierre fiscal es una fecha determinada por Tributación Directa para que todas las empresas y personas inscritas como declarantes ante ellos «cierren» su año de operaciones y presenten la declaración de Impuestos Anual. Esta declaración está relacionada generalmente con las utilidades o las pérdidas sobre las cuales se calcula el Impuesto sobre la Renta que deben pagar las empresas o personas.

¿Por qué bajan los precios de los productos y dan promociones los locales?

Ésta es una estrategia que utilizan las empresas para bajar sus «ganancias» es disminuir al mínimo sus inventarios. Por esta razón hacen promociones y bajan los precios para deshacerse, lo más que les sea posible, de sus existencias y aumentar sus costos anuales.

¿Cómo sacarle beneficios al Cierre Fiscal?

Es bueno para los consumidores hacer compras en esta época porque algunos locales pueden incluso sacar al costo algunos artículos que se han «pegado» o que son de baja rotación (se venden poco).

También en esta época se aprovecha para hacer re-abastecimiento de las existencias para prepararse para el cambio de temporada, por esto los inventarios viejos se liquidan.

Compre sólo lo que realmente va a necesitar y no salga a ver qué promociones encuentra.

¿Qué no hacer como consumidores?

a. Comprar sin presupuesto, es decir, «desvestir un santo para vestir otro», dejando cosas más necesarias de lado.

b. Salir a comprar sin tener claro qué ocupa, ni cuánto dispone para esas promociones, ya que podría terminar comprando cualquier cosa.

c. Comprar algo que no necesita sólo porque está en promoción.

d. Comprar artículos a muy bajo costo sin fijarse en la calidad o en su estado. Que lo barato no le salga caro.

e. Invertir en compras para hacer negocio o revenderlos (recordar que si la empresa que lo liquida no lo pudo vender es porque muchas veces el artículo no tiene salida).

f. Ir por una cosa y salir con otra. En otras palabras, «que no se le vaya lo comido por lo servido»

g. Pagar con tarjeta de crédito u otro plan de financiamiento, que a la larga le harán gastar mucho más de lo que se ahorró con el descuento.

¿Qué sí se puede aprovechar por parte del consumidor?

a. Comprar artículos y productos que sí necesita y que está a mejor precio, y recuerde guardar las facturas y preguntar por las garantías.

b. Aprovechar las rebajas para comprar regalos de navidad por anticipado. Usted tiene, como cliente, el derecho de preguntar por qué se rebajó el precio (si por promoción, calidad del producto, defectos u otro motivo).

c. Aprovechar los buenos precios para suplir necesidades familiares tales como ropa o calzado para los niños (de buena calidad).

d. Si del todo no puede controlarse y las ofertas lo pueden desequilibrar mejor quédese en la casa.

Recuerde:

1. Haga una lista de compras navideñas que puede adelantar.

2. Valore si tiene alguna necesidad que puede ser solventada con ofertas.

Compartir este artículo