Equilibrando las finanzas del negocio con las finanzas del hogar

Compartir este artículo

Un emprendedor(a) ve oportunidades allá donde otros solo ven problemas”.Michael Gerber

Por Javier Angulo Cardinale

Todos sueñan con su negocio propio. Sin embargo, siempre surgen momentos en que no sabemos cómo organizarnos y separar lo que es del negocio y lo que es de la casa y pueden surgir conflictos financiero-familiares.

Tome nota de algunos consejos que pueden hacer su relación familiar más llevadera mientras crece su negocio:

1. Disciplina financiera:

1.a. Separe las cuentas del negocio y las de la familia. Un proceso normal que siguen las familias, es que toman para sus gastos familiares de los ingresos del negocio, y no se asignan un salario que entre como gasto del negocio. Esta práctica hace que muchas veces se ordeñen las finanzas del negocio.

FCP

 

Hay que asignarse un salario del negocio para quienes trabajan y ver quienes son más voluntarios.

 

FCP

 

 

Bajo este esquema recomendado, el salario de los dueños y de la familia debe salir y registrarse como un gasto del negocio, y entrar como un ingreso de la familia. Inicialmente lo recomendado es que se calcule cuánto puede pagar el negocio a la familia o dueño, y se hace el presupuesto familiar para ver si el monto es muy alto o es muy bajo. Y como en un péndulo, la idea es que se ajuste al monto que la familia necesita para funcionar y que sea viable para el negocio. Tanto el negocio como la familia deben tener sus propios ahorros.  Al final, al restar los gastos, y los ahorros a los ingresos nos daremos cuenta de si quedamos en positivo o negativo.

1.b. Quien dirige debe tener una visión clara del negocio y trabajar en equipo: La familia, debe estar de acuerdo en el tipo de negocio que planean desarrollar, y trabajar unidos de acuerdo a los valores familiares, a las capacidades de cada uno. Es recomendable hacer un estudio o sondeo para asegurar que el negocio tiene potencial y oportunidad de crecer, sea por el tipo de producto que se va a ofrecer, sea por el lugar donde se ubica, sea por la originalidad del servicio. Y así no perder el dinero, o caer en deudas innecesarias o desperdiciar los ahorros de la familia.

1.c. La familia debe llevar un presupuesto de gastos separado de las cuentas del negocio: Tal y como lo muestra la figura anterior, pueden incluso dividirse, donde uno de los miembros de la familia lleva las cuentas del negocio y otro las de la casa.

1.d Debemos tener cuentas bancarias separadas para el negocio y la casa. Es lo más recomendable para no correr el riesgo de sacar dinero del negocio que se ocupa para los gastos y compras del negocio en gastos personales o de la familia.

1.e. Debe llevarse un control de ingresos y gastos del negocio bien ordenados. El orden es fundamental. Todo ingreso se debe registrar. La familia o el líder del negocio debe saber semana a semana cuanto son los ingresos. De igual manera deben registrarse y guardar todos los comprobantes de venta.

Compartir este artículo