La Satisfacción Financiera, ¿Cómo lograrla? – Parte III

Compartir este artículo

La clave es vivir plenamente con lo que tenemos, sin perder el sueño de metas a futuro para mejorar.

Por  Javier Angulo

Siempre habrá alguien que tenga más o menos. Realizar comparaciones no es saludable, ya que genera una sensación de descontento que no nos permite disfrutar aquellos placeres que sí tenemos a nuestro alcance, como la salud, los hijos, los amigos, y el trabajo. Esta realidad me va a abrir los ojos y guiar a buscar formas de mejorar no solo económicamente sino familiarmente.

c. Viaje por el triángulo de LA DECISIÓN: Es esencial aprender a aplicar los tres pasos que nos ayudarán a decidir los gastos antes de invertir el dinero y así manejar finanzas satisfactorias:

Pensar qué es lo que QUIERO, lo que NECESITO y lo que PUEDO.

Esto significa que es recomendable realizar estos tres pasos para tomar decisiones más reflexivas sobre las finanzas:

1. QUIERO: Es aquello que deseo tener o hacer con el dinero.

2. NECESITO: Es aquello que tengo deber y prioridad de hacer.

3. PUEDO: Es aquello que tengo las posibilidades financieras reales de hacer o tener.

Algunos ejemplos prácticos:

Yo QUIERO una lavadora de $1000, y realmente SÍ NECESITO cambiarla porque está deteriorada, pero PUEDO solo comprar una lavadora de $400.

Yo QUIERO remodelar la casa, pero NECESITO arreglar las goteras y reparar el portón que protege la casa porque se está oxidando, pero en realidad lo que PUEDO es solamente comprar los materiales necesarios (cinta tapagoteras) para reparar las goteras.

Yo QUIERO ir a una Universidad Privada, pero DEBO pagar el alquiler del apartamento y mis gastos de estudio, por lo que PUEDO aplicar a una Universidad Estatal que sí puedo cubrir.

Yo QUIERO comprar un auto nuevo, no obstante, NECESITO pagar mis deudas, pero lo que PUEDO hacer es cancelar el saldo de UNA tarjeta de crédito.

Yo QUIERO irme de vacaciones con mi familia a un hotel todo incluido, sin embargo, como DEBO comprarle lentes de aumento a mi hijo menor, PUEDO ir a visitar al tío Carlos, que vive fuera de la ciudad, por tres días y lo puedo pagar disfrutando con la familia.

d. Cuidar nuestro comportamiento en la familia. Por ejemplo: No expresar frustración o quejas ante los hijos, ya que esto les genera estrés que ellos no están en la capacidad de manejar, les frustra e influye en su salud emocional de forma negativa. Además este tipo de actitudes les va creando un sentimiento de frustración y una mentalidad negativa. Si bien se debe mantener a los hijos e hijas al tanto de las circunstancias que vive el hogar, tanto positivas como negativas. Se debe ser prudente en la forma de comunicar la información, así como en el nivel de detalle que es apropiado darles.

Es importante ser una buena influencia para los menores de edad, por lo que es sano animar a los hijos a ser agradecidos con lo que tenemos. La clave es vivir plenamente con lo que tenemos, sin perder el sueño de metas a futuro para mejorar.

Reto:

-Anote cinco cosas por las que usted HOY se siente satisfecho(a) con su estilo de vida financiero.

Como dice la canción:

“El amor es un paquetito de lindos recuerdos”
“La felicidad no consiste en la abundancia de bienes que se posee”

Promovamos buenos recuerdos en nuestras familias.

Compartir este artículo