¿Cómo combatir la crisis es sus Finanzas Personales y Familiares?, parte II

Compartir este artículo

Con lo que bajan sus gastos, propóngase ahorrar, o invertir en el Desarrollo personal o de la familia.

Por Javier Angulo Cardinale

En el Caso 1 se expuso sobre Problemas con deudas y tarjetas, ahora veremos aspectos relacionados al caso 2: Necesidad de reducir gastos. Por medio del presente artículo pretendemos brindar contención de crisis a personas que atraviesan problemas financieros, brindando ideas básicas que les permita iniciar el proceso de saneamiento de sus finanzas personales y familiares.

En el Caso 1 se expuso sobre Problemas con deudas y tarjetas, ahora veremos aspectos relacionados al caso 2:

Caso 2. Necesidad de reducir gastos

1. Guarde “todos” los recibos por un mes de todos sus gasto incluyendo préstamos, casa, comida, ropa, seguros, gastos varios, diversión, donaciones, transporte, mantenimiento, cable, luz, agua, teléfono, entre otros. Luego identifique los distintos tipos de gastos de acuerdo a :

a. Las necesidades son las compras básicas como alimento, ropa, casa, ahorros y salud.

b. Los gustos son necesidades más costosas. Por ejemplo la marca de la ropa, tipo de casa, de comida, teléfono, muebles, vehículo y tipos de diversión que más allá de sus capacidades.

c. Los deseos son aquellas cosas o servicios que adquirimos de más por estatus o por “tentación financiera”. Restaurantes caros, artículos muy caros como televisores, celulares, colonias, equipos de sonido, viajes, entre otros.

2. Reúnase con su familia para conversar sobre la situación y la necesidad de bajar gastos. Calculen cuánto ganan en el hogar, y resten lo que gastan. Asegúrese que entienden dónde se está yendo el dinero. Luego resten a lo que ingresa lo que gastan.

3. Preparen un “plan de Gastos” hacia dónde va ir su dinero. Y manténganse en esos límites.

4. Siempre se pueden bajar gastos. Por ejemplo: no comer fuera de casa, llevar almuerzo al trabajo, evitar compras innecesarias, buscar formas de diversión de bajo costo, no dar regalos caros, dejar de ir a un gimnasio, salir de algún club, dejar un vicio, romper con una relación ilícita, pagar un alquiler más económico, no ceder a tentaciones de gastos en joyas, colonias, juegos de azar, música, CD´s, adornos y desperdicios, entre otros.

5. Algunas personas venden o dejan ciertos servicios que saben les da ciertos gastos extra, o deciden dejar el carro en casas, y viajar en bus para ahorrar combustible.

6. Con lo que bajan sus gastos, propóngase ahorrar, o invertir en el Desarrollo personal o de la familia. O bien puede pagar sus deudas a tiempo, incluso abonar extra al crédito.

7. Las formas de ahorro pueden varias desde una cuenta de ahorros hasta certificados de ahorro a plazo, fondos de inversión entre otros.

8. Por último, definan cómo es el estilo de vida mínimo que “deben” llevar y ajústense a eso, por un tiempo mientras levantan. Las lecciones del proceso van a unirles como pareja y familia.

Muy importante. Siéntense a dialogar al respecto sin discutir, y pidan juntos la ayuda de Dios en este proceso.

Espero estos consejos les den aliento y una puerta de salida a la crisis.

Compartir este artículo