Estrategias efectivas para ahorrar

Compartir este artículo

El ahorro requiere de una disciplina firme, no importa la situación económica por la que esté pasando.

Por Javier Angulo Cardinale

El Ahorro representa el dinero que usted y su familia guardan para gastos futuros. El ahorro es una de las mejores decisiones financieras que una persona puede tomar por varias razones. En primer lugar, le ayuda a usted a prevenir riesgos o crisis futuras que se le presenten, tales como reparaciones repentinas, pérdida de empleo, y alguna emergencia médica.En segundo lugar el ahorro le permite acumular el dinero necesario para adquirir algún bien como una refrigeradora, o hacer algún viaje de vacaciones, para lo cual ahora no cuenta con el dinero.

En tercer lugar, muchas veces necesitamos sumas de dinero importantes que no tenemos a nuestro alcance en ese momento que solo ahorrando podríamos obtener. Y finalmente, el ahorro es el medio que muchas personas utilizan para alcanzar algunas de sus metas personales o familiares, como la prima de una casa, cambiar algunos muebles de la casa o bien prepararse para su pensión o el estudio de sus hijos cuando vayan a la universidad. En este caso los ahorros juegan un papel decisivo en el cumplimiento de las metas a corto plazo (Meses o un año) o bien metas de mediano plazo (1 a 3 años) o metas de más largo plazo que superan los 3 años ade ahorro.

QUIEN AHORRA HOY siempre tendrá mañana !

Ya lo decía el sabio Salomón: “En casa del sabio abundan las riquezas y el perfume, pero el necio todo lo despilfarra”. Es más frecuente escuchar personas quejándose o arrepentidas de no haber ahorrado que aquellas que si tienen por hábito ahorrar. Sin embargo en lugar de estarnos arrepintiéndonos cada día, tomemos hoy la decisión de ahorrar o invertir parte de nuestro dinero.

La sana administración consiste en no dejar tan fácilmente lo que se tiene, lo cual implica que debemos evitar caer en gastos innecesarios y a cambio podemos economizar ese dinero guardarlo con un propósito específico. Cada vez que usted toma la decisión de ahorrar en lugar de consumir, usted está dando un paso hacia una libertad financiera que pocas personas tienen la dicha de experimentar.

La mayoría de las personas viven endeudadas para tener hoy lo que su bolsillo no les permite, y al contrario del ahorro, cuando asumimos una deuda, estamos comprometiendo nuestros ingresos futuros. Las personas ahorran no sólo guardando dinero sino gastando menos en cosas que no son necesarias o prioritarias.

El ahorro requiere de una disciplina firme, no importa la situación económica por la que esté pasando.

Tres MITOS

Nuestros abuelos no eran amigos de pedir “fiado” es decir de andarse endeudando para todo, ellos tenían su buchaquita o cierto monto de donde sacaban para cubrir sus necesidades y las de su familia. Sin embargo, nuestra cultura ha ido sembrando dos mitos acerca del ahorro que vale la pena desemascarar: El primero de ellos es : ¡Si lo tiene, gástelo!. El segundo es ¡Es inútil ahorrar si es muy poco!, y el tercero es : ¡La vida es ahora, mejor disfrute hoy!

Mito N.1: ¡Si lo tiene, gástelo!

El primer mito es muy peligroso, y son muchas las personas que cuando tienen los zapatos de sus sueños al frente (Aunque tengan 10 más en casa) no pueden contener el deseo de gastar, o cuando ven el televisor más grande, no resisten el impulso de comprarlo, y en ese momento la persona no le pasa ni por su cabeza que podría ahorrarlo para otro propósito más necesario como los gastos de fin de año o entrada a clases. Empiece resistiendo sus impulsos, y ponga el dinero que iba a gastar en un ahorro para un fin determinado y más necesario.

Mito N.2: ¡Es inútil ahorrar si es muy poco!

El segundo mito es una mentira disfrazada de verdad. No es cierto que no se puede ahorrar ni un poquito. Todas las personas podemos ahorrar aunque sea una mínima parte de nuestros ingresos si nos lo proponemos. Póngase una meta por la cual ahorra y empiece separando algo. . . aunque sea un poco. Ya verá que pronto verá crecer sus ahorros como nunca lo imaginó.

Mito N.3: ¡La vida es ahora, mejor disfrute hoy!

Y el último mito tiene que ver con vivir el hoy, pues mañana será otro día, y con ese pretexto no ahorran ni un centavo y todo lo gastan. ¡Nadie puede gastar su dinero indiscriminadamente HOY sin sufrir las consecuencias MAÑANA! No se justifica que una persona piense que no va vivir mucho tiempo, al contrario cada vez las personas vivimos más años, y con mucha más razón debemos pensar en nuestro futuro y planes de retiro.

La mejor forma de estar económicamente más seguros es ahorrando con regularidad y gastando siempre menos de lo que ganamos.

Compartir este artículo