TarjetasCredito

Uso inteligente de tarjetas de crédito

Compartir este artículo

Algunos la usan para salir de apuros otras personas para gastos diarios, las tarjetas de crédito pueden ser de gran ayuda o un dolor de cabeza y de bolsillo para las personas.

Partimos del hecho de que hay miles de personas con tarjetas de crédito y el número va en aumento, por lo cual es necesario,  tener claro si requiere de una tarjeta de crédito.

Antes de la tarjeta de crédito:

La tarjeta puede llegar a manos de una persona de tres formas:

  1. ¿Ocupo una tarjeta de crédito?

Es cuando una persona decide que ocupa una tarjeta viajar y la ocupa en los Hoteles o para rentar autos, atender emergencias, o requiere de vez en cuando cubrir algún gasto imprevisto, o bien como un tipo de financiamiento “puente”, y que se tiene certeza que lo va a cubrir de contado cuando reciba algún dinero de algún negocio. En algunos casos la empresa las da a los empleados para cubrir gastos pero la empresa se encarga de cubrirlos.

Advertencia: Una razón riesgosa para adquirir una tarjeta de crédito es que a la persona no le alcanza su sueldo o ingresos del negocio, y acude a las tarjetas para financiar su comida, sus gastos personales, o bien terminar un proyecto personal.

 

  • ¿por qué quiero una tarjeta de crédito?Algunas personas simplemente desean tener una tarjeta de crédito, ya sea por status, para acumular puntos, obtener beneficios en algún establecimiento comercial o línea aérea.Advertencia: Esta motivación debe ser analizada con cuidado pues puede atentar contra el bienestar económico si no se aprovecha de la mejor manera. Ya que algunas personas con el fin de ganar puntos o aprovechar los beneficios como descuentos, pueden endeudarse más allá de sus capacidades.
  • ¿Por qué aceptaría una tarjeta de crédito?Algunas personas ni siquiera estaban pensando en una tarjeta y acceden a la llamada, ofrecimientos de empresas o bien por sugerencia de algún conocido. Entonces simplemente dicen Sí, sin un previo análisis de si realmente la necesita o la quiere, y por ende no busca mejores alternativas, sino que “a quien se la ofrece se la acepta”. Usualmente por la oportunidad de Cash-Back o de Tasa Cero que se refiere a que da oportunidades de pago sin intereses si cumple con los plazos, y los intereses aplican solo a los saldos por pagar.

 

Advertencia: El riesgo es que se acepte simplemente por no quere decir “NO”, sin un análisis claro de lo que se ocupa o qué es lo más conveniente. Si realmente ocupa una tarjeta antes de aceptar la que le ofrecen por teléfono, valore las otras opciones y si realmente le necesita.

Compartir este artículo