Billeteras Felices

Billeteras felices

Compartir este artículo

Es parte de la naturaleza humana desear algo y desearlo ya; también es un signo de inmadurez.Dave Ramsey

Por Javier Angulo Cardinale

La salud financiera como resultado de una correcta perspectiva de la vida y del dinero. Una buena actitud hacia el dinero trae:

  • Bienestar emocional y familiar
  • Libertad de las presiones socio-culturales
  • Una visión y toma de decisiones equilibrada de los recursos
  • Fidelidad y compromiso con la Comunidad y los necesitados
  1. ¿Qué lastima una billetera?
    Las decisiones inadecuadas o precipitadas no solo lastiman la billetera sino el corazón y las relaciones de las personas. Adicionalmente, las personas egoístas ven lastimada su billetera y su autoestima, y ni qué decir de la avaricia y el deseo de tener más y más, que llega a herir no solo el presente sino el futuro financiero de las personas y sus familiares. No cabe duda que agentes o situaciones externas pueden lastimar la billetera de alguien, tal como el desempleo, un accidente o un desastre, por ello la decisión más acertada es vacunar nuestras finanzas con un ahorro constante. La billetera se ve lastimada cuando las personas son tentadas a gastar más allá de su capacidad financiera y por ende se endeudan comprometiendo su tranquilidad. Una billetera descontenta es el reflejo de un corazón afectado.
  2. Cuatro principios fundamentales.
    Permítanos compartirle cuatro principios que le traigan paz y alegría a su corazón y a su billetera.
  • Visión y Disciplina:Los planes del diligente ciertamente tienden a la abundancia, pero todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza. Una forma de cuidar su billetera es tener una visión clara y saludable de su futuro con un mesurado concepto de éxito, que le de una guía de donde debe enfocar su energía y sus recursos en los años por venir para que de forma disciplinada organice su dinero, ahorre e invierta de forma inteligente cada centavo que usted recibe.
  • Contentamiento:
    Así que, si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso. Puede sonar algo fuerte pero cuando uno ve tantas personas en necesidad cae en cuenta de lo privilegiados que somos al contar con  un techo, ropa y comida, cuando hay cientos sino miles de personas que no tienen ese privilegio.  El aprender a tener contentamiento con las bendiciones de cada día ayuda a estar agradecido, lo cual es una vacuna contra andar en busca de uno y otro placer u objeto material. Las personas descontentas son aquellas que andan en busca de artículos materiales y experiencias que les llene el corazón.  El contenamiento trae paz y sobriedad en los gastos de una persona que se siente auténtica con lo que es y con lo que tiene. Una billetera feliz es una billetera contenta con lo que tiene cada mes.
  • Paciencia:
    Mas vale ser paciente que valiente; más vale dominarse a sí mismo que conquistar ciudades. Es una hermosa forma de decir que la paciencia es la capacidad de conquistarse a sí mismos, a nuestros deseos, a nuestro caprichos, a nuestra ansiedad. Es la capacidad de esperar con esperanza de ver un mejor futuro, es saber que cuando se ahorra y se espera lo necesario no se compromete la billetera. La impaciencia no es la mejor consejera de ninguna decisión financiera, las personas impacientes traen estrés a sus billeteras. Las personas pacientes traen paz a su billetera pues la tienen libres de afanes y del “corre corre” de la cultura de consumo actual.
  • Fidelidad:
    El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel. No en vano el Maestro de Galilea hizo esta afirmación, lo cual da a entender que quien cuida lo poco que tenga, cuando tenga más lo va a cuidar, que quien es generoso cuando tiene poco cuando tenga más va a compartir más, que quien valora lo que tiene y no envidia ni compite con otros, va a vivir con seguridad en sus emociones. En un mundo lleno de oferta y de consumo, es muy fácil no ser fiel con lo que se tiene y descuidarlo, dañarlo, y querer rápidamente reemplazarlo. Sin embargo, cuando una persona valora y es fiel a lo que tiene, cuando le es añadido más no cambia su forma de ser y se vuelve más agradecido.

En síntesis una billetera feliz es el reflejo de un corazón emocionalmente estable, seguro, paciente, confiado y agradecido.

Aprenda a cuidar su corazón y sus emociones y entonces su billetera lo agradecerá y su familia también.

Compartir este artículo