Finanzas con propósito

Consejos para salir de deudas

Compartir este artículo

Ser firme en los valores. No acepte negocios “ilícitos” para salir de la deuda, el costo puede ser muy caro para usted y los seres que ama.

Por Javier Angulo Cardinale

A continuación, una lista de consejos que le pueden ser de utilidad para administrar y salir de deudas. Es recomendable que todas estas ideas sean cuidadosamente analizadas y consultadas en familia antes de tomar una decisión.

  1. Hacer un inventario de las deudas. Cuánto paga en total por sus deudas; incluyendo préstamos, tarjetas, cooperativas, apartados, prestamistas, asociación, almacenes, etc.? Cuánto paga por mes, cuál es la tasa de interés de cada deuda? ¿Cuándo vence el plazo para pagar la misma?
  2. Evaluar cuánto de sus ingresos se gasta en pagar los préstamos cada mes. Por ejemplo, no debería ser más del 30%  del ingreso total.
  3. Si se tiene deudas en dólares y gana en otro tipo de moneda, se corre el riesgo de que suba el dólar.
  4. Hacer un plan de pago. Vislumbrando cómo modificar esas deudas para cancelar y tener más efectivo o flujo de caja mensual.
  5. Procurar pagar siempre antes de la fecha de corte y así evitar los cargos por mora, además de llevar un control de lo que va pagando. Para ello, apúntelo en su agenda o en un calendario.
  6. Si la situación es muy crítica, se pueden vender activos  que se compraron con el crédito que realmente “no se necesita”. Esta es una decisión que sólo se debe tomar en cuenta creyendo que es una opción para salir de las deudas, cancelando el “saldo total principal” y no intereses “ni cuotas”. Es importante tomar en cuenta que si se tiene poco ingreso y se poseen autos, esto genera gastos de seguro, gasolina, y mantenimiento.  Así las cosas, algunas personas prefieren vender el vehículo, siempre que no afecte su condición laboral; y con la venta, cancelar las deudas. En estas crisis lo que menos debe interesar es mantener la imagen ante otros, con autos, celulares, lujos, algún capricho tecnológico como cámaras de video, etc. Recuerde que llevar una vida más allá de sus capacidades económicas genera estrés. Por lo tanto, considere vender un artículo o más, no obstante, evite empeñar los mismos, pues los intereses son mucho más altos.
  7. Ser firme en los valores. No acepte negocios “ilícitos” para salir de la deuda, el costo puede ser muy caro para usted y los seres que ama.
  8. Si el pago más fuerte que los ahoga, es la casa,  algunas otras personas han considerado alquilar la casa propia en que viven o como última opción, vender la misma; después de averiguar cuánto vale en el mercado y así poder cubrir las deudas. Recuerde que la paz vale más que una propiedad. Se puede considerar, además, rentar un apartamento más cómodo mientras se estabiliza la situación.
  9. Fusión de deudas o compra de saldos.  Otra opción puede ser acudir a un banco, cooperativa u asociación solidarista que tenga los intereses más bajos y de las mejores condiciones en comisiones, etc.  y hacer una fusión de deudas. Recuerde que a intereses bajos, cuota menor y más plazo. Esto no significa que al cancelar las deudas entren en otras.
  10. Readecuación de deuda con el banco o entidad a la cual le debe. Otra opción es acudir al banco al cuál se debe y pedir una readecuación de deudas, con tasas, mensualidades más bajas o periodos de pago más largos.
  11. Si es posible, vaya cancelando las deudas más pequeñas, eso le va dar un respiro y ánimo. Lo que se ahorra al no tener que pagar esa mensualidad, lo invierte en el pago de otro préstamo, así va sentir que poco a poco sale de las deudas.
  12. Si se da la oportunidad de que alguien de la familia o amistad les ayude, se debe asumir el compromiso de devolver el préstamo, y apreciar el gesto de solidaridad; tomando en cuenta que eso no debe convertirse en dependencia.  El apoyo es importante, sin embargo, no va durar para siempre, usted y su familia pueden buscar nuevas formas de salir adelante.
  13. Revisar en familia hábitos de consumo y costumbres para así identificar dónde pueden reducir gastos, o bien, cambiar el estilo de vida a uno más sencillo. El evitar comprar lo que no se necesita y definir cuál es el estilo de vida que “deben” llevar y ajustarse a eso, puede incluso, unirles como pareja y familia.
  14. Es importante también el sentarse a dialogar al respecto en familia, sin discutir, y pedir juntos la ayuda de Dios en el proceso, ya que esto colabora a sobrellevar la crisis.
  15. Si se desean aumentar los ingresos, analice qué otras capacidades se pueden aprovechar. Para esto, se recomienda hacer una lista de contactos y preparar un pequeño currículum, luego buscar apoyo y el trabajo que llene las expectativas. O bien, tratar de iniciar un negocio en que pueda ir creciendo poco a poco.
  16. Evite adquirir tarjetas para pagar otros préstamos.
  17. Revisar periódicamente cómo va cumpliendo su plan de pagos y reestructuración.

Compartir este artículo