¿Qué quiero estudiar?

Compartir este artículo

Para mi no fue nada fácil elegir qué estudiar tuve que decidir entre tres posibles carreras universitarias. En esa época no era tan común contar con la guía de pruebas para orientarlo a uno en tan importante decisión. Al final pude ingresar y estudiar en una universidad pública aliviando la parte financiera de mis padres, terminé el Bachillerato Universitario y, años después, concluí la Licenciatura mientras trabajaba y preparaba la tesis de graduación. Años después, ya trabajando en Banca obtuve una beca del Gobierno de Bélgica para ir a estudiar un posgrado y una maestría en ese hermoso país. Muchos años después se me cumplió el sueño de ampliar mis estudios, esta vez en los Estados Unidos donde pude cursar otra Maestría apoyado de becas parciales de las empresas donde trabajaba y en la Universidad donde era profesor, y finaciando otra parte con mis ahorros, ingresos y un pequeño préstamo de estudios. Fue de mucho esfuerzo y disciplina pero la meta se logró. 

Muchos padres y madres de familia apoyan a sus hijos quienes tienen el desafío de decidir qué carrera y dónde estudiar. Los gastos de una carrera técnica o universitaria pueden resultar costosos para algunas familias, por ello esta decisión que va a tomar de 3 a 5 años requiere de análisis. Para las personas que ingresarán a la Universidad por primera vez, les cuesta dimensionar el detalle de los rubros a pagar cada semestre o cuatrimestre, los créditos a llevar por curso, costo de materiales, libros, fotocopias, necesidad de equipo, gastos de comida, transporte, entre otros que deben ser analizados con antelación. Esto les ayudará a dimensionar de una manera más precisa, y asegurar el adecuado uso de sus recursos. Es muy importante  que los estudiantes sean concientes de las implicaciones de la decisión, que es serio. 

Algunos estudiantes que no logran obtener becas de estudio tienen como opción buscar financiamiento con un préstamo estudiantil, a tasas de interés bajas con relación al mercado en moneda local, para lo cual es bueno analizar los costos asociados a este tipo de transacciones. Tenga en cuenta que si usted solicita un préstamo, se verá obligado a asumir una deuda durante varios años, una vez que concluya su carrera. 

Por otra parte, considere que usted puede obtener ingresos de otras fuentes, como un subsidio para estudios o un empleo a tiempo parcial. 

Tener un plan y ajustarse a un presupuesto le ahorrará estrés y le permitirá concentrarse en sus estudios. 

 

Todo empieza con la escogencia de una carrera 

Primero que todo asegúrese que va a invertir en una carrera que le gusta, que está dispuesto(a) a terminar y que va alineada con las expectativas del tipo de trabajo que le encantaría tener. Esto le va a ahorrar dinero evitando que pase de una carrera a otra. 

La decisión de qué y dónde estudiar pasa por un proceso de descubrimiento que la persona debe llevar. Hay ocasiones que la elección surge de forma decidida, en otros casos por temas de cupo o dinero corren el riesgo de estudiar algo que no es del todo de su agrado, o elegir estudios solo para llenar las expectativas de sus padres. Por ello, esta decisión debe hacerse con tiempo, incluso no siempre se debe estudiar una carrera universitaria, ahora muchas empresas requieren de puestos más técnicos o con algún idioma extranjero.  

Usted puede realizar una prueba vocacional si desea más seguridad, algunas están disponibles incluso a través de internet, con el fin de valorar opciones acordes con sus habilidades, aptitudes y preferencias. Nosotros recomendamos Career Direct® que es una prueba internacional que cuenta con una base de consultores(as) certificados(as) en toda Latinoamérica y los Estados Unidos.  Career Direct®  analiza e integra los rasgos de personalidad, intereses, habilidades y valores, mediante un amplio reporte de resultados y generando opciones de carrera. 

También es conveniente conversar con personas que se desempeñan en el campo profesional o técnico de su interés y preguntarles qué es lo que más les agrada y lo que más les desafía de su trabajo. Además, es importante conocer los tipos de organizaciones y trabajos en los que puede desempeñarse, así como cifras de ocupación laboral de la actividad de su interés, para tener información adicional al tomar su decisión. Entidades como el Consejo Nacional de Rectores (CONARE) publican información al respecto periódicamente. 

Aparte de la duración de la carrera, considere la disponibilidad de tiempo que ésta requiera, pues en algunos casos es posible combinar los estudios con un trabajo, pero no es así en todos los casos. 

Considere algunos de los costos: 

  • Matrícula 
  • Pago periódico de materias  (mensual, cuatrimestral, semestral) 
  • Otros montos (libros, fotocopias, laboratorios, materiales, seguros, proyectos entre otros) 
  • Alojamiento, transporte, alimentación 

¿Cómo puede financiar sus gastos? 

  • Apoyo familiar 
  • Beca o subsidio total o parcial 
  • Trabajo a tiempo parcial o total 
  • Préstamos de estudio. 

Tips para valorar una opción de financiamiento 

Evite el endeudamiento innecesario. Si se decide por un préstamo, considere lo siguiente: 

  • Solicite información a varias entidades financieras para que pueda conocer diferentes opciones de financiamiento específico de estudio. En Costa Rica CONAPE es una opción. 
  • Analice cuidadosamente los requisitos y condiciones del préstamo como plazo, tasa de interés, cuota y otros. 
  • Consulte sobre el momento en que deberá empezar a pagar el préstamo. Es importante considerar que puede pasar algún tiempo entre el momento en que se gradúa y el inicio del trabajo. 
  • Pregunte si existen penalizaciones por pago adelantado. 
  • Una vez que elija carrera y cuente con los recursos enfóquese con toda su energía hasta terminar la carrera. 

Hay ejemplos de personas que si han elegido y persevaron en su carrera, logrando la meta de graduarse, algunos con mucho sacrificio en lo económico, y hay otras personas que han cambiado a mitad de camino su carrera, y a pesar del cambio, finalmente obtuvieron su título 

Lo más importante es que una vez que usted tome la decisión, mantenga el enfoque, la dedicación, disciplina y se haga rodear de personas que aspiran a algo similar para animarse, y saber que todos tienen luchas y cursos difíciles que afrontar. Al final del camino, cosechará los frutos de su esfuerzo y su dedicación. 

Piense de forma optimista en su futuro y recuerde que la carrera que decida estudiar debe ser parte de su proyecto de vida y tendrá impacto en su bienestar personal, familiar y en la sociedad. 

 

Fuente: Javier Angulo basado en publicación de la ENEF de Kattia Castro, y revisado y ajustado por Tanya Brizuela. 

Compartir este artículo