La Satisfacción Financiera ¿Cómo alcanzarla? Parte I

Compartir este artículo

Por Javier Angulo Cardinale

Extracto del Libro: Lo tuyo, Lo Mío y Lo Nuestro.

«Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías

mientras aguardan la gran felicidad»

Pearl S. Buck

Algunos dirían… “Billetera llena, corazón contento” ¿Será esta una buena señal de satisfacción financiera? Desde luego que no, nuestra satisfacción como personas o familias, no debe fundamentarse en nuestra solvencia económica, o en la cantidad de “artículos” que podamos tener, o por el tipo de auto que conduzco.

Algunas personas que se encuentran amigos que no ven desde hacía mucho tiempo, en un centro comercial. Al despedirse se quedan esperando a ver en qué tipo de vehículo se suben, como si eso les diera una percepción de qué también les ha ido. Si se suben en un vehículo lujoso y caro, dirían “Wow qué bien le ha ido!”. Por el contrario, si ven que se sube en un auto humilde, diríannn “Uhhhh no le ha ido tan bien ¿eh?”. No obstante, esas formas de medir el éxito o la satisfacción financiera no siempre son las mejores, pues vemos las apariencias.

¿Cómo saber si yo como persona me siento financieramente satisfecho? En este espacio vamos a dar algunas ideas, y facilitaremos algunas recomendaciones que podamos aplicar en nuestras vidas, en casa y que nos ayude a vivir un estilo de vida satisfactorio.

Durante las consejerías que he podido dar, encuentro algunas características de una persona Satisfecha e Insatisfecha Financieramente, tal como lo resumo en el cuadro siguiente:

 “La insatisfacción financiera surge de mirar hacia dentro de nosotros y ver la realidad de nuestro estilo de vida, y sentir que hay una brecha o abismo entre lo que somos, hacemos y tenemos, y lo que quisieramos ser, hacer y tener.”

Indicadores de Personas satisfechas en lo financiero:

  • Agradecidas
  • No envidian
  • Optimistas
  • Sienten realización
  • Transmite Paz en las pruebas

Indicadores de Personas IN-satisfechas en lo financiero:

  • Se quejan
  • Se comparan
  • Pesimistas
  • Frustradas
  • Estresadas
  • Aun con todo descontentas

Ahora bien, tampoco se debe confundir satisfacción con conformismo.

No debe malinterpretarse la satisfacción como falta de interés en desarrollarse, laboral, académica o materialmente. Satisfacción es tener la capacidad de tener un buen estado de ánimo, esté pasando tiempos de abundancia como tiempos de escazez. Y tener la capacidad de superarnos y dar lo mejor de nosotros, disfrutando lo que se tiene y trabajando por un futuro financieramente más prometedor.

¿Qué nos limita a estar satisfechos con nuestras finanzas?

a. Estrés: Por no tener lo que quisiera o lo que otros tienen. Por ejemplo, algunas personas sueñan con: “las vacaciones de mis sueños, el automóvil que quiero, la casa perfecta”, y cuando no lo logran se estresan, lo que incentiva el consumismo y deudas impagables como un camino a la plenitud personal y familiar, mitos que se alejan de la realidad.

b. Inseguridad presupuestaria: Hoy sí mañana no se! Un mes se puede pagar, pero no hay seguridad de que el siguiente sea igual. No tener presupuestos definidos es un factor de insatisfacción, ya que la presión que genera el desconocer las entradas y salidas de dinero familiar crea inseguridad. Por tanto, cualquier imprevisto, reparación, problema de salud, entre otras circunstancias no anticipadas, desajusta el dinero del hogar.

c. Sabotear nuestros planes de ahorro y del hogar: Sucede cuando ahorramos y lo utilizamos para gastos no planificados, lo cual nos hace sentir desconfiados de nuestra disciplina, y poco compromiso con el futuro, observando siempre como inalcanzables las metas financieras propuestas en familia.

  • En la parte II compartiré ¿Cómo fomentar la satisfacción financiera en la Familia?

– Recuerda compartir este blog a quienes les pueda bendecir y ayudar. –

Compartir este artículo