¿Cómo criar Hijos e Hijas Financieramente Saludables?

Compartir este artículo

Por: Javier Angulo Cardinale

Autor del Libro: Lo Tuyo, Lo Mío y Lo Nuestro

“Los bebés son expuestos a fuertescargas de publicidad antes de que puedan hablar.

Mary Hunt

Cuando en seminarios pido a la gente que mencione dos personas que influyeron poderosamente en su vida, surge siempre “Mamá y/o Papá”. Para muchos de nosotros es todo un desafío enseñar a nuestros hijos sobre principios financieros. Esto debe llamarlos a la reflexión y a proponernos INFLUIR positivamente a nuestros hijo(a)s.

Según sondeos que hemos hecho la mitad de las personas aducen a que no fueron enseñados a ahorrar. Luego 7 de cada 10 personas aseguran no hacer un plan de gastos. Si nos es difícil ayudarles a salir adelante en sus estudios académicos, cuánto más enseñarles a ser buenos administradores del dinero!

Es absolutamente claro que criar hijos e hijas financieramente saludables, va a darles más probabilidad de triunfar en sus finanzas personales cuando sean adultos. Solo el hecho de pensar en que ellos no tengan que pasar por las situaciones que algunos de nosotros pasamos es un razón de peso para esforzarnos como padres en transmitirles principios adecuados de finanzas personales.

OJO CON LOS JÓVENES!

Hoy en día en algunos lugares especialmente en el área urbana han desarrollado el hábito – recreación de ir al Mall o Centro Comercial a divertirse, a veces aprendido de sus padres o de sus amigos. No hay nada de malo en ir a darse una caminata al mall, el problema surge cuando se desarrolla un hábito que puede convertirse en una necesidad irreprimible de comprar.

“La mayor vulnerabilidad de los jóvenes podría deberse a que en la adolescencia resulta más difícil controlar los impulsos. Los jóvenes consumistas gustan de frecuentar tiendas y sienten el deseo permanente de ir de compras y adquirir cosa nuevas” dijo Ruth Quintanilla, psicóloga. (http://espanol.upiu.com/view/post/1271645055676
)

“Además, en los jóvenes se añade su mayor vulnerabilidad ante los mensajes publicitarios, en una etapa vital muy cambiante y marcada por la inestabilidad personal. Los adictos a las compras sin ton ni son reconocen ver televisión en una proporción que duplica a la de la población no afectada por la compra compulsiva.”
(
http://revista.consumer.es/web/es/20021201/interiormente/ )

Para cambiar la sociedad y la cultura financiera de las nuevas generaciones del MAÑANA, es necesario trabajar en desarrollar principios claves en nuestros hijos HOY.”

Los padres debemos prestar atención al comportamiento de compra de nuestros hijos y sus pasatiempos.

Nuestro deber como padres y madres es preparar a nuestros hijos para enfrentar de una forma diferente los retos del mundo que les tocará vivir. Usted debe observar el comportamiento financiero de sus hijos para ver si tienden a gastar, o a ahorrar, si son ordenados o no tanto.

Sus finanzas personales serán un resultado de lo que nuestros hijos serán, y no de lo que harán. Hay que enseñarles a sermás que a hacer o tener. Estudios demuestran que la cercanía y diálogo con los mami y papi tiene un efecto más poderoso que la publicidad. Por ello, quiero compartirles siete aspectos que llamaremos leyes, a tomar en cuenta para re-educar financieramente a sus hijos para que tengan finanzas sanas:

SIETE LEYES de la EDUCACION FINANCIERA A LOS HIJOS

  • 1)  La LEY de LA INTEGRIDAD.

Los jóvenes son tierra fértil, siembre semillas de integridad en sus corazones. La Integridad tiene su recompensa y no tiene precio. Integridad es “Hacer lo correcto porque es correcto aunque nadie me vea y aunque para la mayoría sea incorrecto.” 
Los hijos deben aprender que la integridad es la confianza de vivir sin nada que esconder, y que siempre se debe hablar con la verdad. Hoy en día muchas personas sufren crisis financiera por haberse endeudado por haber mentido acerca de sus ingresos a los bancos, o pidiendo certificaciones de salario no reales con tal de obtener préstamos mayores. 


  • 2)  La LEY de la AUTENTICIDAD.

Enséñele a su hijo e hija el valor de ser personas auténticas y genuinas, independientemente de dónde viven ni de lo que tengan y hagan. Enséñele que nadie vale más ni es mejor que otra persona por lo que tiene. Es importante que comprendan que son valiosos por lo que son y no por sus logros, o sus posesiones. Puede iniciar aplicándolo en los resultados escolares, por ejemplo: sean sus notas excelentes o regulares usted les va a amar igual, para que a futuro no busquen aprobación por logro. Antes se decía: “Estudie para ser alguien” FALSO!! usted ya es alguien, y la educación es solo un medio para desarrollarse, acceder a más oportunidades de bienestar económico y aportar a la sociedad. 
Hay dos creencias que se contraponen que paso a ilustrar a continuación:

Creencia EQUIVOCADA: HACER ⇒ TENER ⇒ SER 


Creencia CORRECTA: SER ⇒ HACER ⇒ TENER


Nuestros hijos deben aceptarse a sí mismos, de forma saludable, con 
una buena autoestima por lo que son. Valide sus capacidades, alimente sus 
corazones y pensamientos con palabras de afirmación. Estimule y celebre sus fortalezas, que se sientan amados por quienes son.

  • 3)  LA LEY de la SOLIDARIDAD.

Jesucristo dijo que es más dichoso el que da que el que recibe. Es vital que nuestros hijos aprendan el valor del desapego a lo material. Lo cual no significa menospreciar y descuidar sus pertenencias o las de la casa. 
Deben aprender a compartir todo lo que tienen. Esto no es fácil pues generalmente anteponemos nuestros deseos a los del prójimo. Incúlqueles el dar desinteresadamente. Desde luego debemos evitar poner sobre sus hombros sentimientos de culpa por la necesidad de otros, o por las bendiciones que tienen hoy. 
Hay riqueza en el compartir, y entre más compartimos menos nos apegamos a lo material. Con nuestro ejemplo, podemos modelar solidaridad. 


  • 4)  LA LEY de la CONFIANZA.

Sus hijos deben confiar en las capacidades que Dios les ha dado. Todas las personas, incluyendo nuestros hijos vienen dotados de talentos y capacidades, los cuales deben aprovechar para crear los recursos que necesitan. Ellos deben entender que usted trabaja para generar sus ingresos, y que usted disfruta el trabajar, y a cambio le pagan un salario. Ellos deben aprender que ganar dinero no es ningún castigo. Y que ellos se benefician del trabajo de mamá y papá. 
Ellos deben aprender que el dinero no trae la felicidad ni atrae el cariño de los demás, sino que es el medio para lograr sus sueños, sus metas y ayudar a otros. Esto implica que ellos tomarán sus propias decisiones (de trabajo, de estudio, familia), y su deber es apoyarles y aconsejarles. 


  • 5)  LA LEY del AHORRO.

Cuando hablamos del ahorro queremos que vaya más allá de la alcancía… Que sus hijos aprendan a no solo es guardar dinero en una cajita o una alcancía, sino que hay mucha sabiduría en el ahorro, y que el ahorro sirve para formar el carácter de la disciplina para ser constantes, y el autocontrol para no gastarlo de forma desordenada. 
Algo práctico que usted puede hacer es salir juntos un día, y muéstreles algo que usted necesita y que planea comprar, de manera que ellos vean el precio, y usted les dice que no tiene ese dinero en ese momento, pero que va a ahorrar para comprarlo en un tiempo determinado. Luego junto a ellos, elijan algo que les anime a ellos a ahorrar y póngase una meta para separar una cantidad de dinero juntos hasta lograr la meta. 
Yo lo he experimentado con mis dos hijos. Mi hijo en una ocasión deseaba un juguete, y se propuso ahorrar un poquito de su mesada por dos años, vendió otro juguete a un amiguito y ajustó lo necesario para comprar lo que quería. Mi hija también en una ocasión ahorró por varios meses para comprarse algo que quería 
y nosotros le prometimos ajustarle un poco cuando ya tuviera una suma determinada. Esto les animó a ponerse metas y esforzarse por alcanzarlas.

Que ellos aprendan ahorrar para necesidades y no solo para gustos también es muy importante. Debemos incentivar los hábitos del ahorro aunque en pequeñas cantidades. Debemos practicar y modelar en ellos la disciplina de no gastar todo lo que tenemos sino que separemos parte del dinero para ahorrar. En el futuro estoy seguro que su hijo o hija se lo van a agradecer.

  • 6)  La LEY de la MODERACIÓN Y EL AGRADECIMIENTO.

Decían las abuelas de los pueblos antes que “Ni muy muy ni tan tan”debe haber un balance. Hemos de modelar el balance en nuestros hijos para que a futuro nos sean ni muy gastones, ni tan tacaños. Hay que enseñarles la diferencia entre una necesidad y un deseo. Por ejemplo, al ir al supermercado lleven una lista de las compras y que ellos le ayuden a elegir entre precios y calidad, o al ir de paseo donde puedan valorar la sencillez de disfrutar en familia sin que signifique gastar en exceso, o al organizar una fiesta en familia donde aprecien el compartir con amigos al hacer una parrillada (asado) o una cena en casa. Ellos deben ver que usted es moderado en sus hábitos. Algo yo aprendí de mi padre (Don Alfredo) y mi madre (Doña Fina …de cariño) ellos siempre al sentarnos todos a la mesa, colocaban todos los alimentos en el centro, y cada quien se servía pensando que debíamos dejar para los demás. 
Podían admirar personas por sus logros pero nunca envidiar su estilo de vida. Ellos eran muy moderados al comer, nunca los ví excediéndose al servirse el alimento o si deseaban repetir lo hacían con moderación. Y siempre nos decían que guardáramos para fulano o sultano que faltaba de comer.

Nuestros hijos al igual que nosotros son tentados cada día a gastar todo lo que tenemos, para obtener todo lo que queremos. Cuando asigne una mesada o ellos se ganen una cantidad de dinero semanal o mensual para los gastos de la semana, enséñeles que no deben gastar todo en un solo día, que deben guardar para el futuro y pida cuentas. 


Por ejemplo, la sociedad de hoy con tantas opciones de comidas y restaurantes, nos invita a vivir para comer– en lugar de – comer para vivir. 
Papá y Mamá deben ser también modelos de agradecimiento en este nuevo paradigma. Los hijos copian lo que viven y ven, no lo que les dicen. Ojo: Recordemos el viejo refrán… “bienaventurados son los que nos imitan pues de ellos serán nuestros defectos.” Por ello, cuidémonos pues nos observan. Si somos agradecidos y contentos cualquiera sea nuestra situación, ese valor será transmitido a nuestros hijos. 
Explíqueles porqué usted no les puede ni debe dar todo lo que quieren o piden. Esta es una de las partes más difíciles pues a veces no los queremos herir, o queremos darles lo que nosotros nunca tuvimos. Enséñeles a autocontrolar sus impulsos y a vivir con moderación. 


  • 7)  LEY DE LA CAUSA y EFECTO. 


Como un resumen de las leyes anteriores permítame sugerir algunos lemas que pueden ser guías para de guiar a nuestros hijos en este aventura de la vida.

  • Quien ahorra … siempre tiene.
  • Quien se endeuda … siempre debe.
  • Quien es generoso… siempre es dichoso.
  • Lo que uno siembra… eso cosecha.

Creo que a manera de refranes pueden cambiar la vida y el rumbo de nuestros hijos e hijas, y entonces habrá más probabilidad de que ellos así lo decidan, y por ende van a tener una vida financieramente saludable. 


“Podemos elegir, un buen o mal comportamiento.

El tipo de comportamiento que afectará las futuras generaciones.”

Judy Blue

El corazón de los niños y jóvenes están en proceso de formación y aprendizaje, por lo que ir formando valores positivos en sus vidas es fundamental. Recuerdo la famosa frase que se solía decir en relación a dar el ejemplo que decía: “Tus hechos me hablan tan fuerte que no me dejan oir tus palabras” eso es precisamente lo que queremos compartir en este artículo. Reflexionar sobre la importancia de ser modelos más que moldes a los cuales nuestros hijos puedan dar continuidad. 


El poder del ejemplo nos puede sorprender.

Recuerdo en una ocasión que yo buscaba mejorar mi dieta y había escuchado de un estudio que decía que no era bueno comerse la yema del huevo frito. Y a partir de un tiempo cuando preparaba un huevo estrellado o frito, me comía la clara y dejaba la yema, lo hice así por un par de años. Tiempo después escuché de un estudio que retomaba el poder nutricional de la yema de huevo, y decidí empezar a comerme la yema pero con cierta moderación. Para mi sorpresa mis hijos al servirles el huevo estrellado, se comían la clara pero no la yema. Y aunque insistíamos en que se comieran la yema no fue posible sino hasta después de algunos meses de insistir y perseverar. Lo que había ocurrido fue que aunque nunca le dije a mis hijos que no se comieran la yema del huevo, mi solo ejemplo les envió un mensaje tan fuerte con mis hechos que después me costó mucho que retomaran la dieta con todo y yema de huevo.

Esto es solo un ejemplo sencillo del poder del ejemplo. Cada padre y madre está enviando mensajes a sus hijos, algunos buenos y otros no tanto, sobre cómo comportarse. Las finanzas no son una excepción. La pregunta es ¿Qué están imitando nuestros hijos de nosotros? 


¿Esperando Bebé?

La premisa de todo proceso es que si ustedes aún no tienen bebés, y planean tener uno, el primer paso para modelarle, es prepararse bien desde ya. Ahorrando para el parto, planeando su habitación, contando con un ahorro para los gastos adicionales, ahorrando para comprar todo lo que va requerir, abriendo un espacio en el presupuesto pues él o ella vienen a ser parte de lo nuestro, es la mejor expresión para decir no es tu hijo, o mi  hijo sino nuestro hijo, por ello se requiere ponerse de acuerdo con nuestro presupuesto para darle la mejor de las bienvenidas.

Recuerdo cuando iban a nacer primero nuestro hijo, luego nuestra hija, cómo nos esmeramos ahorrando para sus cositas, y arreglando sus habitaciones, con pintura y una bella decoración. Fue emocionante, ¡Qué alegría!  prepararnos para el parto, incluyendo lo que esto iba a representar en nuestras finanzas. Dios nos proveyó todo siempre y nunca les hizo falta nada, Dios ha sido generoso. Y lo mejor de todo es que hemos disfrutado del proceso. ¡Vaya recuerdos!.

¿Qué mayor orgullo para una mamá y papá, que sus hijos les llamen Héroes? Sobre todo en las finanzas al igual que en lo espiritual, en las relaciones y en el trabajo.

Queremos motivarles a que se pongan la camiseta de ¡MAMÁS CAMPEONAS  y PAPAS CAMPEONES! No nos referimos solo a ponernos una camiseta física sino a que usted se convierta en un modelo a seguir por sus hijos.

Esta joven nos escribió en Facebook lo siguiente:


Mi papá desde pequeña me enseñó que el dinero debe ser bien administrado. Lo primero que recuerdo es que nos compró a mi hermano y a mí un chanchito (Alcancía) para que ahorráramos para pagar nosotros mismos nuestro pase especial del Parque de Diversiones, yo tenía alrededor de 5 años, me sentí realizada al hacerlo

Las palabras y la presencia de papá y mamá en estos procesos formativos es esencial. He escuchado otras damas decir: “Mi papá era extremadamente ordenado con el dinero”, otros dicen, “Mi papá no le gustaba endeudarse, siempre ahorraba” , y esta señora me decía en un curso: “Mi madre siempre fue súper ahorradora y ordenada”; y añadió “Nunca nos hizo falta nada aunque no nos criamos con un papá.” Como vemos cada persona lleva un recuerdo de su papá y mamá.  

—–

En la Segunda Parte de este Artículo hablaremos de ¿Cuál debe ser nuestro rol en la educación financiera de los hijos?

Ayuda a otras personas compartiendo este artículo en tus redes y contactos.

Compartir este artículo