Hobbies y pasatiempos: ¿Puedo mantenerlos con mis ingresos?

Compartir este artículo

 Si tiene un hobbie que le puede generar ingresos explore la posibilidad de sacarle provecho.

Por Javier Angulo Cardinale

Para muchos, un día usual puede contener altas dosis de estrés, ya sea por apresurarnos a sacar el trabajo pendiente en el trabajo o el hogar, dejar a los niños en la escuela o guardería, agenciar el almuerzo, trasladarnos de un lugar a otro en autobús o entre una multitud de vehículos que a duras penas avanzar unos cuantos metros por hora, entre ruido y apuros; mientras que otras miles de personas corren al mismo compás.

De ahí que, finalizada la jornada, es recomendable que tengamos una forma de liberar toda la tensión acumulada a lo largo del día.

Es posible que tengamos algún tipo de pasatiempo o afición. No obstante, existen sus cuidados al ejercer este tipo de actividades. Por ejemplo, algunas esposas o esposos se quejan de que sus cónyuges gastan excesivas cantidades de dinero en sus pasatiempos, y descuidan la economía familiar. Así que, a pesar de que los pasatiempos nos dan satisfacción, y algunos hasta puedan ser saludables, éstos también pueden transformarse en un dilema. El problema de las actividades desestresantes no es gastar en ellos, sino caer en excesos.

Los pasatiempos son lo último que una persona quiere reducir cuando se encuentra en la necesidad de recortar gastos. Ahora bien, el problema radica en que muchos de nosotros no sentimos la necesidad de llevar un control de cuánto inciden los pasatiempos en nuestro presupuesto.

¿Qué hacer para controlar?

1. Identifique sus pasatiempos principales y calcule cuánto dinero y con cuánta frecuencia invierte usted en ellos.

Dicho esto, tómese un tiempo hoy para analizar cuáles son los gastos más importantes que invierte para liberar tensión. Subráyelos con rojo, y posteriormente agrúpelos para ver el impacto total. Revise los diferentes rubros y pregúntese: ¿Qué pasaría en mi vida si reduzco un poco de estos gastos de pasatiempos? Si usualmente tengo por hábito comprar una película al mes, ¿se vería mi vida muy afectada al reducir la frecuencia a cada tres meses, o a una película por cada seis meses?

Veamos dos grupos de pasatiempos, unos más caros que otros:

Pasatiempos que podrían ser poco costosos

  • Leer
  • Escribir
  • Hacer jardinería
  • Jugar Fútbol
  • Ir al Cine
  • Tejer
  • Cocinar
  • Acampar
  • Dibujar o pintar
  • Hacer bisutería

Pasatiempos que podrían ser más costosos

  • Coleccionar billetes y monedas
  • Coleccionar antigüedades
  • Hacer Mountain Bike
  • Pescar
  • Jugar Tennis
  • Reparar y Coleccionar Autos
  • Coleccionar Herramientas
  • Coleccionar Videojuegos
  • Coleccionar Arte
  • Comprar películas
  • Coleccionar Orquídeas
  • Aprender otros idiomas

2. Puede conseguir que sus aficiones le proporcionen ingresos, promocionándolas y mejorándolas.

Identifique algo que conozca y le guste practicar, así como la originalidad. Esto le ayudará a evaluar si es posible que otras personas estuvieran dispuestas a pagar por ello. Ilustremos: Comprar y vender artículos de colección, tocar el violín en las bodas, o tejer cestas; éstas por lo tanto pueden ser posibilidades que podrían darnos beneficios económicos. Así, con ingenio y destreza podría ganar dinero con su pasatiempo. Ganar dinero con las aficiones es una forma muy agradable de que nos paguen por hacer una actividad que ya realizamos y nos agradada practicar.

¿Le gusta reparar bicicletas? Entonces una buena posibilidad es abrir un pequeño negocio de reparaciones los fines de semana, o informar a sus amigos y contactos la capacidad de asesorarles por el conocimiento adquirido a través de la experiencia que el pasatiempo ha brindado. No todos tienen el mismo bagaje de conocimiento que podemos poseer, una recreación que para nosotros no es nada extraordinario es todo un mundo por explorar para otros. Una recomendación a este respecto es: no vendamos barato el conocimiento que mucho esfuerzo ha costado obtener.

Por otro lado, si vamos a invertir esfuerzo en producir dinero con nuestro pasatiempo, hay que realizarlo si estamos seguros de que lo hacemos porque realmente nos gusta; por lo que cualquier beneficio añadido debe ser un efecto secundario. Ante todo, el pasatiempo debe ser algo que divierta, por esta razón no debemos dejar que se convierta en una obligación, ya que perdería el sentido de entretenimiento para convertirse en un trabajo adicional. Se debe buscar el mantener el equilibrio, y si se logra encontrarlo, se podrá conseguir algunos ingresos a la vez que se divierte.

Tengo una amiga a la que le encanta cocinar. Hizo de esa afición un trabajo a media jornada vendiendo platos preparados a una tienda. Así que se pasa algunas horas al día cocinando y recibe una buena compensación por ello.

3. No permita que su Afición se convierta en Adicción y que venga a ser un obstáculo a sus gastos prioritarios.

Recuerde que: Exceso = Pagar lo que sea para tenerlo. En otras palabras, si usted gasta más allá de lo que puede o de lo que debe, su afición se estará tornando peligrosa. De ser necesario, recorte poco a poco los gastos de sus pasatiempos, de manera que sean disminuido paulatinamente, de esta forma será más sencillo modificar el hábito. Estos pequeños cambios pueden hacer una gran diferencia; ya que en ocasiones, si intenta realizar un gran cambio de golpe, será como empezar un nuevo año con una dieta excesivamente estricta y muy lejana a lo acostumbrado, al final puede que sólo se aguante una semana comiendo de esa manera. La clave es identificar aquellos gastos que se pueden recortar y cambiar poco a poco.

Si sus pasatiempos están tomando un rumbo más allá de lo normal, causándole más bien desbalance, inicie un proceso de recorte y reducción. No obstante, si luego de reflexionar con su familia considera que es posible recortarlos paulatinamente, y que con este método puede balancear su presupuesto, realícelo sin tener que renunciar del todo a su afición.

4. No cambie de pasatiempo en pasatiempo.

Hay personas que inician un pasatiempo, hacen toda la inversión necesaria y después lo dejan abandonado. Lo que provoca que posteriormente se gaste nuevamente una cantidad de dinero considerable para que, una ocasión más se olvide con el tiempo, repitiendo esta acción una y otra vez.

Recuerde:

  • Analice si sus pasatiempos le está afectando financieramente e inicie ajustes graduales.
  • Si es de los que saltan de una afición en afición, venda lo que no usa.
  • Si tiene un hobbie que le puede generar ingresos explore la posibilidad de sacarle provecho.

Compartir este artículo