¿Cómo pasar su negocio familiar a la nueva generación?

Compartir este artículo

¡El mayor desafío de las empresas familiares es la sucesión!Daniela Clavijo

Por Javier Angulo Cardinale

Pasar la antorcha a la siguiente generación, heredar un negocio, dejar el paso a los hijos para que asuman, son algunas de las interrogantes que enfrentan los fundadores de su negocio propio. No es un secreto que son pocas las personas que piensan o se preparan para una sana transición.

Si hemos tenido la capacidad de levantar y hacer una empresa, también tenemos la capacidad de hacer una buena transición. Aunque cada familia y cada empresa son distintas, hay algunos factores que podemos tomar en cuenta que nos permita hacer transiciones adecuadas.

¿Cuáles son las 5 diferencias entre crear una Empresa de CERO y heredar una Empresa ya formada? ¿Cómo saber que paso las riendas del negocio “correctamente”?

La transición del fundador(a) a la nueva generación es como cuando un papá o una mamá va al altar a entregar a su hija o hijo al matrimonio, es decir, se acompaña al hijo o hija para luego dejarlo que continúe por su propia cuenta.

Algunos consejos que le pueden ayudar a preparar esta transición son los siguientes:

1. En primer lugar, anticipe el momento. No espere que sea demasiado tarde. No es al entregar a su(s) hijo(s) o hija(s) que inicia la transición, es desde antes. Desde que usted inicia un negocio debe saber que algún día lo va a pasar a otra generación. Por ello no espere hasta el final para empezar a pasar el estandarte. Debemos entender que los negocios y nosotros tenemos un ciclo, por ello usted debe planear bien cuando será tiempo de pasar la antorcha.

2. En segundo lugar, no se adelante al momento. Tan riesgoso es durar mucho en pasarlo a su familia como hacerlo muy temprano, pues sus hijos talvez no estén listos, ni usted tampoco. Algunos cometen el error de pasarlo muy antes y luego terminan volviendo a retomarlo.

3. En tercer lugar, involucre a su familia pero que ellos decidan. En algunas ocasiones tenemos expectativas muy altas de que nuestros hijos/as continúen el negocio pero talvez ellos y ellas tienen otro proyecto de vida. Por ejemplo, la señora que tiene su taller, y sus hijos son profesionales e incluso algunos viven fuera del país, por lo que ninguno desea tomar el negocio. Tenga un balance: no anteponga los intereses de la familia por sobre el negocio, ni anteponga los interese del negocio a la familia. Mantenga un balance saludable.

4. En cuarto lugar, TENGA VARIAS OPCIONES.

a) Esto quiere decir que usted debe estar listo para que un hijo o hija, o varios de ellos, se entusiasmen y se preparen para ir asumiendo poco a poco el negocio. Es importante no incentivar los celos ni rivalidades, ni manipular a los que no tienen interés en los negocios.

b) Otro escenario es que ninguno de sus hijos se inclinen por asumir el negocio, lo cual no le debe resentir. Ellos pueden tener un proyecto de vida muy distinto al suyo. Si es así, dé gracias a Dios de por todos los beneficios que dio el negocio, y que este le ayudó a pagar la manutensión de su familia, y ahora planee i) venderlo en algun momento, o ii) pasarlo a otro familiar que no sean sus hijos/as.

5. En quinto lugar, asegure su futuro. Si va dejar o heredar el negocio a uno o más hijos, ponga por escrito qué le va pasar a quién, y el rol de cada uno. Además, asegúrese que usted va a recibir una porción de los ingresos o las utilidades, puede ser tipo pensión que le asegure su mantenimiento cotidiano.

6. En sexto Lugar, tenga nuevos planes y funja de asesor. Estos nuevos planes pueden ir desde iniciar algo totalmente nuevo, o bien, apoyar alguna nueva división del negocio. Siempre recuerde dar consejos si sus hijos se lo piden.

7. En sétimo lugar, acepte sus decisiones. “Los Tiempos Cambian”. Si sus hijos asumen decisiones diferentes a las que usted tomaría, debe aceptarlas y no criticarlas, asustarlos o hacerlos sentir mal. Recuerde que ellos están en otro contexto, tienen otra información, y contradecirlos o criticarlos no les va a ayudar.

Si ellos tienen otras estrategias y formas de hacer los negocios debemos respetarlos. Ellos deben pasar por un aprendizaje propio, y equivocarse es una manera en la que irán dando forma al negocio y le imprimirán su carácter.

Reto:

Desde esta semana tome un tiempo para hacer un plan y piense: ¿cuánto tiempo más puedo seguir acá? De este mismo modo observe cuál de sus hijos se perfilan con características y habilidades de negociante.

Compartir este artículo