¿Influye el amor en el dinero?, parte III

Compartir este artículo

La pareja debe hacer un esfuerzo por comunicarse más y mejor en estos momentos de crisis y en unidad buscar ayuda.

Por Javier Angulo Cardinale

Continuamos abordando el tema de las finanzas y el amor en la pareja de una forma diferente. Planteando preguntas para responder Falso o Verdadero. Preguntas 5, 6 y 7.

Pregunta 5: ¿Lo que más le cuesta a una pareja en sus finanzas es ponerse de acuerdo en cómo usar el dinero?

Verdadero. “Hablar de plata es la mejor opción para no pelear por plata.”. Según sondeos que hemos hecho, lo más difícil en las finanzas en pareja no es ni hacer el presupuesto ni mantenerse en el presupuesto, es “ponerse de acuerdo”, lo que es fundamental tanto para planear los gastos como para mantenerse en lo planeado.

A veces uno de los dos padece de “Timidez financiera” es decir le da pena iniciar un diálogo con su pareja acerca del dinero, incluso hay quienes temen hablar con su pareja de esto por miedo a que su cónyuge se moleste. Esto no es normal. Debemos tomar el tiempo para ponernos de acuerdo, y buscar esos espacios de diálogo.

El dinero va y viene pero el que tenga un amor que lo cuide. ¿Cómo? Sentándonos juntos a pensar en cómo queremos lograr las metas de pareja y con qué contamos. Cada mes, decidir juntos en qué vamos a usar el dinero, cuánto dinero invertir en el diario o las compras, ponernos de acuerdo si entrar o no en una deuda, o hasta cuánto endeudarnos, ponernos de acuerdo de hasta cuánto podemos ahorrar, ponernos de acuerdo a dónde van a estudiar nuestros hijos e hijas, o cuánto invertir en un paseo o un regalo.

Ahora bien, el qué hacer con la plata es un pacto singular a cada pareja. No conversarlo o creer que las cosas se van a arreglar solas genera una serie de dificultades. Es necesario que cada uno pueda hablar abiertamente de sus ingresos, sus gastos y sus metas y que pueda opinar acerca de cómo lo deberían administrar, para finalmente arribar a acuerdos que satisfagan a ambos.

6. ¿Será cierto que los Hombres son más gastadores que las mujeres?

Falso. Ni uno ni otro. Aunque existe la percepción más bien de que las mujeres son más gastadoras que los hombres. Esto por cuanto hay más tiendas, revistas, anuncios, y productos para mujeres que para los hombres. Ambos pueden tener esa personalidad de gastadores.

Un informe de la Universidad del Estado de Ohio en Columbia – EE.UU. – basado en datos recolectados a lo largo de 30 años por el Buró de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo, señala que mientras los hombres son más optimistas acerca de la cantidad de dinero con la que cuentan, las mujeres están más pendientes de las deudas.

Sí se puede afirmar que las mujeres son consumidoras más frecuentes, puesto que están más expuestas a la publicidad y variedad de productos por ejemplo de zapatos, y suelen consumir más ropa, cosméticos y artículos de belleza. Sin embargo, los caballeros aunque no son consumidores tan frecuentes como las damas, compran artículos más caros. Por ejemplo televisores, autos, motocicletas, herramientas, equipos deportivos, hobbies, equipos de sonido, artefactos electrónicos, entre otros, cuyo precio normalmente es mucho mayor que lo que usualmente consumen las mujeres. Aunque ésta tendencia podría variar conforme la mujer aumenta sus ingresos, y con ello se compra bolsos más caros o joyas más costosas, con el atenuante de que compran más frecuentemente por clubes de compra, catálogos o en su tiempo libre.

Sea cual sea el caso, deben conocerse bien para que uno de los dos actúe como “freno” del otro, y de esta manera no desbalancear sus finanzas, o nivel de endeudamiento.

Pregunta 7: ¿Los problemas financieros pueden afectar la intimidad de la pareja?

Verdadero. De ahí la importancia de cuidar las finanzas para no tener repercusiones en la intimidad, ya que les puede influenciar alejándolos o acercándolos.

Alejándolos: Cuando una mujer o un hombre se encuentra deprimido por sus finanzas, o tienen diálogos intensos (Discusiones financieras), estos afecta directamente su predisposición para disfrutar de los espacios de intimidad.

Acercándolos: Ya que hay sus excepciones, en donde más bien la intimidad aumenta en momentos de estrés como un medio de escape de la pareja y así olvidarse de sus problemas, y sus deudas.

Otros optan por ocultar ciertos gastos o ahorros para evitar peleas o críticas: “siempre hay que abogar por la comprensión de la pareja y conciliar metas”, es la conclusión de los expertos.

¿Qué se puede intentar?

Hay que tratar de no perder esos espacios de intimidad. Donde más bien la pareja en momentos de crisis fortalezca su comunicación, se apoye mutuamente, se abrace, y tenga espacios para compartir y animarse mutuamente. Es un buen hábito juntos pedir la bendición de Dios para salir de los problemas financieros y accionar hacia ello.

La pareja debe hacer un esfuerzo por comunicarse más y mejor en estos momentos de crisis y en unidad buscar ayuda.

Para recordar: “Converse con su pareja sobre la confianza en sus finanzas y tengan espacios para organizarse juntos, planear juntos y luchar juntos para salir adelante”.

Compartir este artículo