¿Cómo criar Hijos e Hijas Financieramente Saludables?, parte II

Compartir este artículo

Enséñeles a controlar sus emociones, esta es una de las mejores enseñanzas que les podemos dar a nuestros hijos e hijas para su futuro.

Por Javier Angulo Cardinale

Es importante cuidar el balance de no caer en el amor al dinero, y al afán de hacerse ricos, debemos aprender que el dinero no trae la felicidad ni atrae el cariño de los demás, sino que es el medio para lograr obtener los recursos que facilitan el alcanzar sus sueños. Esto implica que ellos tomarán sus propias decisiones (de trabajo, estudio, finanzas), su deber es apoyarles y aconsejarles. Esto les va a permitir aprender y crecer en los cursos de su vida financiera.

Continuemos con las últimas leyes:

5) La ley del ahorro.

Más allá de la alcancía, ya que no sólo es guardar dinero en una cajita o un chanchito. Un día muéstreles algo que usted necesita y que planea comprar, de manera que ellos vean el precio, y usted les dice que no tiene ese dinero en ese momento, pero que va a ahorrar para comprarlo en un tiempo determinado. Luego junto a ellos/as, elijan algo que les anime a ellos a ahorrar y póngase una meta para separar una cantidad de dinero juntos hasta lograr la meta. Puede ser algo sencillo como ir al cine o comprar un balón, entre otros. Que ellos/as aprendan a no ahorrar para caprichos. Debemos incentivar los hábitos del ahorro aunque en pequeñas cantidades. Debemos practicar y modelar en ellos/as la disciplina de no gastar todo lo que tenemos sino que separemos parte del dinero y la mesada, para adquirir o invertir en algo que no podemos comprar hoy porque no se tiene tanto dinero.

6) La ley de la moderación y el agradecimiento.

“Ni tan cerca que queme el santo, ni tan lejos que no lo alumbre”·Hemos de modelar el balance, ni muy gastón, ni muy tacaño. Por esto, hay que enseñarles la diferencia entre una necesidad y un deseo al ir al supermercado, al ir de paseo, al ir al mall,. no es fácil. Nuestros hijos al igual que nosotros son tentados cada día a gastar todo lo que se tiene, para obtener todo lo que se quiere de manera instantánea, sin esperar ni planificar a futuro.Por ejemplo, somos propensos a: Vivir para Comer – en lugar de – Comer para Vivir

Papá y Mamá deben ser modelos de agradecimiento en este nuevo paradigma. Los hijos copian lo que viven y ven, no lo que se les dice. Si somos agradecidos y contentos cualquiera que sea nuestra situación, ese valor será transmitido a nuestros hijos.

Explíqueles por qué usted no les puede, ni debe, dar todo lo que quieren o piden. Esta es una de las partes más difíciles pues en ocasiones no los queremos herir, o queremos darles lo que nosotros nunca tuvimos ¡¡¡ERROR!!! Enséñeles a auto-controlar sus impulsos. Enséñeles a controlar sus emociones, esta es una de las mejores enseñanzas que les podemos dar a nuestros hijos e hijas para su futuro.

7) Ley de la causa y efecto.

Quien ahorra… siempre tiene.

Quien se endeuda… siempre debe.

Quien es generoso… siempre es dichoso.

Lo que el hombre siembra… eso cosecha.

Para recordar:

-Para empezar, dé gracias a Dios sin importar cuál sea su situación, y realice un acto de generosidad y desprendimiento, uno no da porque tiene de sobra, da por el privilegio de ayudar a otros.

-Elija una persona con quién compartir, junto con sus hijos/as ayude esa persona.

-Deje que sus hechos hablen por usted.

Compartir este artículo