Presupuesto familiar – Un aliado de la salud financiera

Compartir este artículo

Por: Irene Ballar, Especialista en Contaduría Pública – desde Uruguay

Cuando escuchamos la palabra “Presupuesto” podemos llegar a pensar que es algo que únicamente necesitan las empresas o inclusive una herramienta exclusiva de los contadores.

Sin embargo, la empresa que todos manejamos y la más importante de sostener, es nuestra familia. Cada uno de nosotros somos administradores y cada vez es mas necesario llevar el pulso de nuestras finanzas.

Llevar un presupuesto familiar se puede convertir en tu aliado si quieres ser saludable financieramente, y lo más interesante de todo es que vos mismo puedes hacerlo, revisarlo y adecuarlo a tu realidad y a tus necesidades.

Es importante que cada familia tenga un presupuesto a su medida, ya que tendrá mayor control de sus ingresos y gastos.

Por esta razón te compartiré 6 pasos para que logres hacer tu presupuesto mensual familiar.

Paso 1: Defina una meta por la cual deseas llevar tu presupuesto

Cuando tienes una meta por alcanzar te vas a sentir motivado para llevar tu presupuesto, una meta puede ser: reorganizar tu dinero, salir de deudas, ahorrar más para una meta especifica, dar un adelanto para comprar una casa, un auto, iniciar un negocio propio, o simplemente llevar un mejor control de tus gastos.

Paso 2: Elige la herramienta que vas a utilizar

Hoy en día tenemos gran cantidad de opciones para llevar un presupuesto, existen herramientas gratuitas dentro de las aplicaciones de nuestro celular o computadora. En estas aplicaciones puedes ingresar la información y alimenta día a día tus ingresos y gastos.

Sin embargo, también puedes llevarlo por medio de una hoja de Excel, manualmente puedes incuir los rubros de tu preferencia y manipularlo con libertad, o simplemente puedes llevarlo anotado en una libreta.

Paso 3: Identifica el total de los ingresos familiares

Totaliza los ingresos mensuales, toma en cuenta los aportes de todos los miembros de la familia. Incluye cualquier ingreso extra. Una vez totalizados sabrás con cuanto dinero podrás contar dicho mes.

Paso 4: Identifica el total de los gastos familiares

Te recomiendo que primeramente los organices por prioridad, es decir: el alquiler o el pago de la hipoteca de tu casa, la alimentación, los servicios públicos, la educación, la salud, los impuestos. Son algunos de los gastos principales de nuestros hogares.

Después de identificarlos, anota a un lado lo que gastas mes a mes en cada uno de los tipos de gasto, posteriormente incluye algunos gastos de acuerdo a su prioridad, como lo son: cuotas o préstamos, gasolina, ahorro, donaciones, imprevistos, recreación, vestimenta, entre otros.

Una vez que logras tener todos los gastos con sus respectivos montos mensuales, los totalizas.

Paso 5: Totaliza ingresos y gastos

Ya identificados el total de ingresos y gastos, simplemente debes hacer una fórmula sencilla:

Ingresos Mensuales
Ingreso AMonto
Ingreso BMonto
Total
Total de IngresosSuma total de Ingresos
Gastos Mensuales
Gasto AMonto
Gasto BMonto
Gasto CMonto
Gasto DMonto
 Total
Total de GastosSuma total de gastos
Total de Ingresos
Total de gastos
Diferencia

Esta diferencia puede ser positiva o negativa.

Paso 6:  Toma decisiones

Cuando logras encontrar la diferencia es hora de tomar decisiones:

Si la diferencia es positiva: Vas por muy buen camino, ahora debes decidir qué hacer con esa diferencia, puedes ahorrar más, abonar alguna cuota extraordinaria, o invertir.

Si la diferencia es negativa: No te angusties, regresa al paso 3, trata de recortar algún gasto que no sea indespenzable para tu sustento.

Ajústalo cuánto sea necesario, de esta manera si lo respetas, cuando llegue el fin de mes vas a tener todas tus cuentas al día  y no vas a tener que endeudarte para terminar el mes.

También puedes pensar en estrategias para generar más ingresos, horas extras, vender algo que no necesites, capaz tienes alguna capacidad para reinventarte y te ayude en este proceso.

Cuando gastas lo que realmente puedes, y respetas el presupuesto que elaboraste, sin duda te generará un alivio emocionalmente, pero tambien un alivio a tu situación financiera actual.

Como ves, llevar un presupuesto es realmente sencillo, es cuestión de hacerlo con motivación y disciplina en familia, de esta manera podrás verificar el avance en el logro de tus metas.

Recuerda que vales por lo que sos y no por lo que tienes, y cuando vives de acuerdo a tu realidad y la aceptas, vas a vivir más agradecido y feliz.

Para más información lee otros artículos de esta página y compartilo con familia y amigos.

Compartir este artículo