El dinero como medio para enseñar sobre la vida

Compartir este artículo

Puesto que el dinero es algo tangible, es una de las herramientas más simples que están disponibles para la crianza de los hijos.

Por Ron Blue

Una de las formas más concretas por medio de la cual usted puede enseñar lecciones de vida es a través del dinero. Cuando usted entrena a sus hijos de forma simple y tangible, les preparará para el éxito – en cuanto al manejo del dinero y posiblemente en otros aspectos de la vida.

Yo crié cinco hijos que tenían cinco estilos diferentes en cuanto al manejo del dinero. El mayor sólo quería ropa de diseñador. El segundo acumulaba todo. El tercero no podía soportar la rigidez de un presupuesto. El cuarto quería regalarlo todo. Y el menor podía obtener algo de dinero haciendo cualquier cosa.

Quizás los estilos de sus hijos en relación al dinero son únicos también. Con tantas personalidades distintas, enseñarles a nuestros hijos sobre sabiduría financiera pudiera parecer complicado y confuso. ¿Dónde podemos comenzar?

Primero, necesitamos recordar que es más fácil captar las buenas destrezas financieras que enseñarlas. Ningún discurso en el mundo producirá resultados a menos que los padres modelen las conductas que desean en sus hijos ¿Desea ver buena administración, generosidad o prudencia en su hijo? Si usted no busca esas características en su propia vida, sus hijos no las repetirán. Puede ser que los niños no sean buenos escuchando, ¡pero sí observan como científicos! ¡y son imitadores de primera categoría!

En segundo lugar, deberíamos enseñar las cinco disciplinas de la sabia administración:

1. Reconocer que Dios es el dueño de todo.

2. Gastar menos de lo que uno gana.

3. Evitar las deudas.

4. Practicar el ahorro.

5. Proponerse metas a largo plazo.

En nuestra casa usamos el sistema de «sobres» para ayudarles a nuestros hijos a aprender la forma correcta de administrar el dinero. Cada uno de nuestros hijos tiene un juego de sobres con los siguientes rótulos: «ahorro», «gastos», «ofrendas», «ropa» y «regalos (para la familia o los amigos)». Cada mes, ellos dividen sus ingresos económicos entre esos cinco sobres.

Así, al tener recursos limitados y gastar su propio dinero, mis hijos aprendieron, en un ambiente seguro, las lecciones que usted y yo aprendimos de nuestros éxitos y fracasos presupuestarios. Cabe mencionar que mi esposa y yo fuimos sus partidarios y no sus adversarios en ese proceso.

Puesto que el dinero es algo tangible, es una de las herramientas más simples que están disponibles para la crianza de los hijos. Quizás usted quiera, por ejemplo, enseñarles a sus hijos que Dios está a cargo de todo: de manera que al entrenarlos para donar u ofrendar, usted les está haciendo ver de forma tangible la soberanía de Dios en sus recursos. O quizás usted quiere enseñarles a reconocer límites, así, al utilizar el sistema de sobres usted les estará enseñando que una vez que se gasta el dinero, ya no se dispone más de éste. Así ellos aprenden el concepto de límites monetarios.

Ron Blue es autor de numerosos libros sobre finanzas personales, incluyendo el libro Your Kids Can Master Their Money. («Sus hijos pueden dominar su propio dinero»). Este artículo se publicó originalmente en inglés en el sitio Web de Thriving Family

Compartir este artículo