Cuida tu salud y cuidarás tu dinero: El Cáncer

Compartir este artículo

 INTRODUCCIÓN 

Quienes hemos tenido familiares que han vivido la experiencia de luchar contra el cáncer sabemos lo desgastante que es no solo a nivel de salud y emocional sino a nivel financiero. Por ello creemos que es mejor prevenir y estar preparados para esta eventualidad. Yo lo viví hace dos años con mi padre y sé lo duro que es luchar contra esta enfermedad. 

Gracias a la colaboración de funcionarios del INS ponemos este tema tan importante en sus manos, para que cuide su dinero y su salud. 

Es innegable la importancia de aprender a cuidarnos y de la importancia de prevenir para alcanzar calidad de vida y bienestar integral. 

Hoy queremos conversar sobre cómo prevenir dos tipos de enfermedades que atacan con frecuencia a la población, como son el cáncer  y las enfermedades cardíacas en Costa Rica. 

Según el INEC, en el 2015 murieron 1282 personas de infarto de miocardio, 642 de un tumor maligno de estómago y 568 por accidente de tránsito.  Estas fueron las 3 principales causas de muerte en ese año. 

Se habla mucho de la prevención de accidentes de tránsito que se ha convertido en la principal causa de accidentes a hoy, por lo que en este programa queremos conversar con ustedes sobre cómo prevenir el cáncer en general  las enfermedades cardíacas 

La prevención del cáncer es fundamental, es una enfermedad que ataca a miles de personas alrededor del mundo  y, como antes decíamos, nuestro país no escapa de ello. 

Dichosamente, los estudios demuestran que la prevención, es decir, todas aquellas acciones que podemos llevar a cabo para disminuir el riesgo de padecerlo una enfermedad,  así como la detección temprana de esta, lo que puede hacer que el proceso sea menos complejo y que sus consecuencias sean menores. 

¿Por qué prevenir? 

Dado que la prevención es el conjunto de acciones que lleva a cabo una persona con el fin de reducir la probabilidad de padecer una enfermedad, como por ejemplo el cáncer, es importante rescatar que por medio de la prevención es posible reducir el número de casos nuevos de cáncer y con ello el número de muertes por esta enfermedad. Adicionalmente no debemos olvidar que la prevención nos permitirá reducir el impacto físico así como el dolor emocional que atraviesan las personas y sus familiares a causa del cáncer. 

El cáncer no es una enfermedad única, sino un grupo de enfermedades relacionadas. Los cambios en nuestros genes, el estilo de vida que llevamos y el medio ambiente que nos rodea, aumentan o disminuyen el riesgo de presentar cáncer en algún momento de la vida. 

Según el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, una de las cosas que podemos hacer es analizar nuestra condición genética o herencia… y esto por qué? 

 

Bueno, porque el  cáncer es una enfermedad con un componente genético importante, es decir, el cáncer es causado por ciertos cambios en los genes que son heredados y que controlan el funcionamiento de nuestras células, especialmente como crecen y se multiplican. Si bien es cierto algunos tipos de cáncer son causados por cambios genéticos heredados, la mayoría de los cambios que desencadenan la enfermedad tienen lugar a lo largo de la vida de una persona y los hábitos que ella ha puesto en práctica.  

Existen pruebas genéticas disponibles para detectar posibles mutaciones heredadas así como para encontrar alteraciones que se encuentran en los tumores.  Cabe destacar que este tipo de examen puede resultar costoso y hay que hacerlo en la medicina privada. 

Las pruebas genéticas para síndromes hereditarios de cáncer pueden detectar si una persona dentro de una familia con signos de ese tipo de síndrome tiene una de esas mutaciones. Estas pruebas pueden mostrar también si los miembros de la familia sin signos obvios de la enfermedad han heredado la misma mutación que un miembro de la familia portador de la mutación relacionada con el cáncer. 

En cuanto a la genética, aún cuando exista una mutación que predispone al cáncer en una familia,  dichosamente eso no significa todos los que hereden la mutación padecerán cáncer.  En estos casos el médico tratante será el encargado de verificar por medio de exámenes especiales la presencia o no de ese marcador genético. 

Entonces, teniendo en cuenta la importancia de los factores hereditarios, es necesario tomar medidas que nos permitan contrarrestar esa predisposición genética, por medio de hábitos alimentación y de vida saludables, así como a través de un control médico frecuente, preferiblemente cada año. 

Esto significa que si por ejemplo, a las mujeres se nos recomienda un papanicolau una vez al año, ante estas circunstancias debemos acudir al médico probablemente cada 6 meses y como máximo cada año.   

 

Esto es algo que en la práctica  usted amigo/amiga que nos escucha debe consultar y valorar con su médico. 

 

¿Qué más podemos hacer? 

Existen diferentes maneras de ayudar a prevenir el cáncer, como las siguientes: 

  • Evitar o controlar cosas que se sabe que provocan cáncer, por ejemplo, el  consumo de alcohol o tabaco. 
  • Identificación temprana de  afecciones  precancerosas. Las afecciones precancerosas son afecciones que se pueden convertir en cáncer, esto puede implicar incluso una operación, y  
  • Cambios en la alimentación y el estilo de vida, lo cual es algo que está en nuestras manos y que no es tan difícil de llevar a cabo. 

Tener seguros de salud es fundamental pues nos permite hacer frente no solo a un eventual infortunio de esta enfermedad sino que se pueden tener los recursos financieros para atacarlo. 

Agradecemos a Licda. Kattia Castro del Instituto Nacional de Seguros por su aporte en este importante tema. 

Compartir este artículo