Finanzas con Propósito en el matrimonio, parte I

Compartir este artículo

Comience hablando francamente de sus activos, prioridades y metas financieras. No esconda información, si lo hace es que no confía.

Por Javier Angulo Cardinale

Este tema puede crear polémica, no obstante es un aspecto que debe de tenerse claro y conversarlo con la pareja. En este sentido, una pregunta clásica es…¿Cómo manejará los gastos de su casa? ¿Por separado o en común?

Las parejas casadas y el dinero, pueden conformar a una situación delicada, ya que el problema es la diferencia en las actitudes y en el comportamiento en lo que respecta al dinero, así como la falta de comunicación en el tema.

Susan Cosgrove, especialista en el manejo de los recursos familiares, en Newton County, quien trabaja para el Servicio de Extensión de la Universidad Estatal de Mississippi, dijo que el desentendimiento sobre el tema dinero, es uno de los problemas más comunes en las parejas casadas. Muchos de estos problemas terminan en divorcio, por lo tanto, Susan aconseja a las parejas charlar sobre el dinero antes de casarse.

“Uno de los planes más importantes para la pareja hoy en día es sentarse a charlar sobre el dinero,” dijo Cosgrove. “Discutan cómo cada uno de sus padres manejaron el dinero cuando ustedes eran niños, y hablen sobre cómo sus familias manejan el dinero. Esto dará a la pareja la oportunidad de entender cómo ellos se sienten con respecto al tema dinero.”

Para ello vale decir que no hay una única forma de hacerlo, cada pareja debe encontrar lo que mejor le funciona. Por ejemplo, algunas opciones pueden ser:

  • Unificar el ingreso en una o varias cuentas a las que ambos puedan acceder.
  • Cada uno puede llevar sus ingresos y gastos por separado.
  • Uno de los dos asume el rol de administrador(a) del dinero.

¿Cuándo es el mejor momento para definir este tema?

Es variable…

  • Idealmente antes de casarse
  • No es lo mismo cuando la pareja no es casada… (Hay que ser más prevenido-a)
  • Si las circunstancias cambian puede cambiarse la forma de administrar.

Buenas bases y consejos clave

• Conocer bien a la otra persona es la clave.

• Tener Confianza en sus hábitos y forma de administrar.

• Identifique cuál es la forma en que cada uno(a) administra su dinero.

• Comience hablando francamente de sus activos, prioridades y metas financieras. No esconda información, si lo hace es que no confía.

• Honre la confianza de su pareja.

• Analicen cuál de los dos es fuerte en qué área (Ahorrando, haciendo presupuesto, etc.).

• Llegar a un acuerdo del rol de cada uno(a) Como cuál es la mejor manera de administrar los ingresos y los gastos. Pueden considerar si uno de ustedes pagará las cuentas y administrará el dinero del otro, o bien cada uno pagará ciertas cosas. Sin embargo, muchas parejas que pueden optar por pagar los gastos de forma conjunta, tal como lo hacen la mayoría de las parejas casadas.

• Lo mejor es definir todo desde que se hace el presupuesto. Se pueden separar gastos básicos, personales, y de mantenimiento de activos.

• El manejo de sus gastos en forma conjunta puede ayudar a fortificar la relación, y probablemente será lo más conveniente. Bajo ciertas condiciones.

• Ahora bien, nunca seda el control 100% de las cosas, ya que pueden cambiar en el futuro. Aprenda a administrar parte del presupuesto y de los fondos.

• ¿Qué sucede con respecto al resto de sus ingresos y de otros gastos personales? ¿Usted reunirá todos los compromisos y deudas o mantendrá una cierta separación de sus ingresos para su uso personal? Incluso si usted decide pagar sus cuentas de forma conjunta en una cuenta bancaria común, podría todavía mantener cuentas separadas para los gastos personales. La unificación de todas las finanzas funciona generalmente lo mejor posible cuando se está en una relación de mucha confianza, estable y de largo plazo, cuando las ganancias son similares, o cuando alguien hace compensaciones equivalentes (por ejemplo: una persona trabaja, mientras que la otra cuida de la familia o de la casa).

• Conversen de las deudas y decidan si alguna será pagada por ambos o uno de los dos se hará cargo. Decidan si tendrán cuentas bancarias juntas o separadas, y si quieren tener una tarjeta de crédito compartida. La misma implica que ambos se hacen responsables por sus pagos.

• Respeten los acuerdos.

• Implementen métodos y planes que les aseguren un buen futuro y buen uso del dinero.

• Ver si los acuerdos realmente dan buenos resultados.

• Sea transparente en la relación.

• Consulte cuando algún gasto se puede salir del presupuesto.

• Tomen decisiones financieras juntos.

• A la vez sea flexible en caso de crisis financiera.

• Considere usar un seguro de vida para financiar el retiro de su pareja. El seguro de vida puede ayudarle a proporcionar una renta significativa para su pareja en el caso de que ésta quede sola. Sólo debe nombrar a su pareja (hijos) como beneficiaria (os) del seguro.

• Asegúrese de entender qué beneficios de retiro puede esperar que reciba su pareja o usted mismo por parte del otro. Además, antes de realizar un planeamiento común para el retiro, considere todas las posibilidades.

Riesgos a Tener en cuenta

Es importante mencionar que algunos de los consejos a continuación comentan acerca de los riegos financieros a la hora de terminar una relación matrimonial. Recuerde que antes de optar por el divorcio, se deben de agotar todas las posibilidades de reconstruir y mantener el matrimonio. Incluso, buscar la ayuda de un especialista, si es necesario; ya que el dolor y las secuelas que pueden dejar un divorcio son dolorosas y pueden afectar al resto de la familia.

1. ¿Desea abrir una cuenta de ahorro o corriente? Si es así, cada uno será responsable de todos los cheques emitidos (o girados en descubierto) en la cuenta.

2. ¿Tienen tarjetas de crédito comunes? Usted puede abrir cuentas comunes de tarjeta de crédito, o agregar a su pareja a una cuenta existente, como extensión autorizada. Sin embargo, recuerde que en una cuenta conjunta, usted es completamente responsable de todas las cargas en la cuenta, incluso de las realizadas por su propia pareja. ¿Qué sucedería si la relación termina y su pareja gasta de forma irresponsable, y rechaza ayudarle a pagar la parte que le corresponde?

3. En planes de retiro. Su relación podría terminar antes de que usted se retire, dejando a uno o ambos con una renta de retiro inadecuada. En algunos casos, puede ser más sabio que cada uno de ustedes planee su retiro por separado, incluso si piensan vivir juntos por siempre.

4. Riesgo de muerte de alguno de los cónyuges. Escriba un testamento si es que usted desea dejar alguna propiedad a su pareja. Sin esto, no tendrá ningún derecho legal a heredar sus propiedades. Si usted fallece sin escribir un testamento, sus activos pasarán automáticamente a su siguiente línea de parentesco (igualmente, esto depende de las leyes de su país y su lugar de residencia).

Compartir este artículo