Papi, eres mi héroe financiero

Compartir este artículo

Los hijos ni nosotros somos perfectos, por lo que tendremos que tomar tiempo para ayudarles a corregir los errores que cometan en su aprendizaje.

Por Javier Angulo Cardinale

¿Qué mayor orgullo para un papá que sus hijos lo llamen Héroe?

En el presente artículo queremos motivar a los papás a que se pongan la camiseta de PAPÁS CAMPEONES!!!  No nos referimos solo a una camiseta física sino a que papá se convierta en un modelo a seguir por sus hijos.

Alguien dijo una vez: “Los hijos e hijas van a copiar los modelos de papá y mamá, sean buenos o malos, lo difícil es que no siempre van a distiguir la diferencia entre lo uno y lo otro.”

Esta joven nos escribió en Facebook:

“Mi papá desde pequeña me enseñó que el dinero debe ser bien administrado. Lo primero que recuerdo es que nos compró a mi hermano y a mí un chanchito para que ahorráramos para pagar nosotros mismos nuestro pase especial del Parque de Diversiones, yo tenía alrededor de 5 años, me sentí realizada al hacerlo.”

Las palabras y la presencia de papá en estos procesos formativos son esenciales. He escuchado a otras personas decir: “Mi papá era extremadamente ordenado con el dinero”, otros dicen, “A mi papá no le gustaba endeudarse, siempre ahorraba”…

Roles de papá

Hay tres roles fundamentales de los papás en el modelaje de los hij@s acerca del dinero:

Educar: Con el diálogo

  • Se educa mediante los diálogos con los hijos, éstos son fundamentales para explicarles aspectos básicos.
  • Cuando los hijos están más pequeños son como esponjas, como esta joven que recuerda desde sus cinco años a su papá enseñándole el concepto del ahorro.
  • Se educa jugando con ellos juegos como comprar, vender y ahorrar.
  • Se educa dándoles una mesada semanal o mensual, enseñándole cómo usarla.
  • Se educa cuando se les incentiva para que ahorren para lo que quieren o necesitan.

Modelar: Se modela con el “ejemplo” (Evita COMPARAR)

  • Se modela cuando ellos  escuchan a sus padres hablar del dinero.
  • Cuando decimos por ejemplo: Somos pobres…. O ¡quiero ser rico!, Dichosos ellos que tienen carro o casa nueva.
  • Se modela cuando ven sus reacciones de alegría, enojo o frustración en relación al dinero o cosas materiales: Al perder dinero o quebrar una taza.
  • Se modela, cuando van a tomar una decisión, donde ellos le  ven buscando la mejor opción o la que está más al alcance de su bolsillo. Por ejemplo, si desean comprar algo buscar los mejores precios con ellos.
  • Se modela cuando lo ven guardando recibos, y lo ven haciendo cálculos.
  • Se modela cuando en el centro comercial, usted no se comporta “compulsivamente” con las ofertas y tiene “autocontrol”.
  • Se modela cuando lo ven llevar lista de compras al Supermercado.
  • Se modela cuando usted no critica a otros por lo que tienen o no tienen.
  • Se modela cuando se le da gracias a Dios por lo que se tiene.

Corregir. Como parte del proceso formativo

  • Los hijos ni nosotros somos perfectos, por lo que tendremos que tomar tiempo para ayudarles a corregir los errores que cometan en su aprendizaje.
  • La corrección debe ser en amor, no acusando, ni regañando, mucho menos golpeando o insultando.
  • Recuerde que usted también ha cometido errores.
  • Muestre que usted no es perfecto y pida perdón cuando se equivoca.

Consejos prácticos

Primero, Venza el desafío de “NO tengo Tiempo”, para que en los espacios de conversación usted pueda inculcar el valor de la honestidad, el contentamiento y el esfuerzo.

Segundo, “Sea una papá de DÍA a DÍA”, de  las acciones diarias, en las comidas, aprovechando todo momento.

Tercero, “Enséñeles junto a su cónyuge a tomar decisiones”, las deciciones al comprar, viajar, pasear, negociar o invertir.

RETO

Separe espacios con sus hijos para aprender junto con ellos. Cambie usted primero mientras les enseña.

Compartir este artículo